sastres

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

Hace tiempo que en TVE tienen bastante descuidado el tema del servicio público, como si les hubieran encalomado un apellido incómodo que no les correspondiera. Quizá el ejemplo más ilustrativo sea el empeño que han puesto con ‘Hora Punta’. El inclasificable programa de Cárdenas ha recibido palos por todos los lados, pero los dirigentes de la televisión pública están dispuestos, incomprensiblemente, a partirse la cara por él. Es un espacio sin pies ni cabeza, que retrasa el ‘prime time’, cabrea a la crítica y ha colocado al ente público en el incómodo lugar de tener que dar explicaciones. Claro que ellos zanjan muchas veces por la vía rápida, sin darlas... (las explicaciones).

La reflexión viene a propósito de la nueva apuesta de TVE, que ha anunciado un 'talent show' de sastres. Lleva el sello de la gente de 'MasterChef', lo que da cierta garantía de que no van a hacer una cosa cutre. De hecho, la mecánica es similar a la del concurso de cocina: aprendices de diseñadores compiten por hacerse un hueco mientras son examinados y formados por modistos profesionales. Al frente, Raquel Sánchez-Silva, que es una presentadora con mucha actitud y una cara nueva en TVE. Lo de la aguja no es quizá tan vistoso como lo de los fogones, pero hay que reconocerle cierta novedad a la idea. Es más, resultaba extraño que hasta ahora los ‘talent show’ solo hubieran explotado el tema de la canción y la cocina. Ahora van a probar con la moda, y si sale bien podrían abrir una nueva senda.

Los ‘talent’ son una rama del género del ‘reality’, encarnado en España y en el mundo por ‘Gran Hermano’. Por cierto que las están pasando canutas este año. Anunciaron la edición de la revolución y se ha quedado en protesta pequeñita. El jueves se recuperaron un poco con la doble expulsión, pero les quedó una cosa descafeinada. Eliminaron a Laura y a Petra (no había nadie para darle la bienvenida en plató), dos de las concursantes con más interés, pero Jorge Javier las recibió pasada la una de la madrugada, cuando ya el tiempo apremiaba, así que no le quedó más opción que despacharlas en un rato. Antes había entrevistado, así rapidito también, a Kiko Rivera, que no se sabe muy bien qué pinta en ‘GH’ y que dio la espantá durante la publicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos