Los 100 de Robert Mitchum

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

El recto presidente Eisenhower no permitía que en la Casa Blanca se proyectaran películas de Robert Mitchum. La única razón era que el actor había sido llevado varias veces a los tribunales por posesión de drogas. Marihuana, vaya, que siguió fumando incluso de muy mayor. Robert Mitchum nació hace cien años, el 6 de agosto de 1917 (murió el 1 de julio de 1997). Por eso el canal TCM ha programado algunas de sus películas los domingos de agosto. Mañana, 'El Dorado' (1966). El próximo, 'La noche del cazador' (1955). El siguiente, 'La hija de Ryan' (1970). Y el 27, 'El cabo del terror' (1962), además de las citadas y un documental de TCM que también se emite mañana. Todas imprescindibles, pero faltan. Por ejemplo, 'Con él llegó el escándalo' (1960), aunque sólo fuera por la guapa Eleanor Parker (se quejó de cobrar 75.000 dólares mientras Mitchum se llevaba 200.000 y un porcentaje de la taquilla).

De las previstas, las dos imprescindibles son, claro, 'La noche del cazador', terrorífica película de Charles Laughton (¿cómo se le ocurriría al director inglés querer contratar primero a Gary Cooper?), y 'El cabo del terror', de la que años después Scorsese haría otra extraordinaria versión con Mitchum en una aparición estelar. Los dos Robert, Mitchum y De Niro, habían coincidido en 'El último magnate' (1976), de Elia Kazan. Al veterano actor le hacía mucha gracia el joven por lo del Método. Por su manía de estar todo el día metido en el personaje de Monroe Stahr. Le empezó a llamar Kid Monroe y estaba todo el día haciendo chistes sobre él con Ray Milland y Dana Andrews.

Aunque reconociera el genio de Charles Laughton o la maestría de Howard Hawks, Robert Mitchum explotaba una imagen de indiferencia por su trabajo en Hollywood. «Empiezas a las nueve, acabas a las seis, te pagan los viernes, te dicen qué tienes que hacer o decir y ya está. No hay más trucos. Por eso se entiende que una de las más grandes estrellas de todos los tiempos haya sido Rin Tin Tin». Pero Rin Tin Tin no se tiró a Rita Hayworth, Marilyn Monroe y Ava Gardner. Ni el pringado de Robert de Niro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos