Programas de enero

Programas de enero
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

La cláusula antisecesión admite que las estrellas del fútbol, incluido el sol, que es Messi, podrían dejar de alumbrarnos si Cataluña declara la independencia, pero un directivo culé nos tranquiliza: «Ni habrá independencia ni Messi se irá del Barça», ha dicho Bordas, que es nada menos que vocal de la directiva. No ganamos para sobresaltos, ahora que la causa por rebelión y las condenas a Urdangarin y Rodrigo Rato van a marca el nuevo año y la Audiencia Nacional dará a conocer la sentencia de Luis Bárcenas. Se dice que quien pasa enero, pasa el año entero, pero este mes inicial tiene muchas cosa que pasar y la mayoría no tienen ni un pase. Lo que está claro es que si Puigdemont regresara a España, sería encarcelado y las prisiones están llenas. Incluso hay lista de espera.

Nuestra ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha dicho que necesitamos las capacidades militares, pero no ha precisado el dinero que cuesta traer vehículos blindados, nueva fragatas F-110 y helicópteros Chinook, sin contar lo que costaría mejorar la vida de los cuarteles. La lucha sorda del PP y el PSOE está haciendo mucho ruido y de momento ha dejado sin la paga de 430 euros a 800.000 jóvenes. Los problemas de tramitación en el Parlamento son los que impiden que los menores de 30 años, que ya no son tan niños, sigan creyendo en los Reyes Magos, que ahora dicen que ni eran tres ni tenían ninguna magia. Siempre hay algún erudito que cree que es bueno perder la inocencia cuando se gana el uso de la razón, pero ya sabemos que «el corazón tiene razones que la razón no conoce». Y además, somos muy poco razonables, en competencia con el prófugo Puigdemont, que espera volver, como las oscuras golondrinas. ¿Y si fuera este majara el último romántico?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos