pasito a pasito

ANÁLISIS

El PNV presume de que los pactos con el PP hacen a los vascos «más independientes» mientras se agrava el incendio catalán

Alberto Ayala
ALBERTO AYALA

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, periodista durante años, siempre ha sido una persona hábil a la hora de dar con títulos de impacto. Lo fue como plumilla. También como responsable de comunicación del consejero Juan Ramón Guevara. Y no ha perdido facultades desde que saltó a la política pura.

Los jeltzales son los grandes protagonistas de la política española. Si el presidente Rajoy ha sacado adelante los Presupuestos 2017 y sigue en La Moncloa es gracias al apoyo del PNV. Eso sí, a cambio del pago de una multimillonaria factura.

Que ello suceda en pleno incendio catalán le ha servido al PP para zaherir al nacionalismo de allí y enviar a la sociedad de esa comunidad el mensaje de que la confrontación no lleva a ninguna parte mienras el pacto sí que da sus frutos.

Que los nacionalistas vascos hayan pactado con un Rajoy y un PP cercados por la corrupción, no parece haber tenido costes para el PNV. La ciudadanía ha entendido la estrategia jeltzale, según las encuestas.

Eso sí, ha supuesto un excelente regalo político tanto para la izquierda abertzale como para Podemos. Ambos no han dudado en cargar contra Sabin Etxea por sostener a un partido corroído por la corrupción, autor de unas políticas que han empobrecido a amplias capas de la sociedad española.

A ello quiso responder ayer Ortuzar aprovechándose del boom musical del verano, de ese ‘Despacito’ de Luis Fonsi. Según el presidente del EBB lo importante es que «pasito a pasito, suave suavecito», como dice la canción, el PNV está logrando con sus pactos en Madrid (evitó cuidadosamente citar a Rajoy) que «cada vez se tomen allí menos decisiones que afectan a Euskadi». «Que cada día seamos un poco más independientes como pueblo».

Pero ya conocen lo de las dos almas del PNV. La excusa perfecta para vender una y la contraria. Pocas horas después de que Ortuzar se esforzara por defender la estrategia jeltzale en clave positiva, el presidente de la regional guipuzcoana, Joseba Egibar, se despachaba a gusto contra Rajoy y sus políticas para segura satisfacción de la parroquia más abertzale.

Es improbable que Rajoy conteste. El PP vasco sí quiso hacer un apunte y pidió al PNV que no tense la cuerda con el traspaso de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, «porque con España todo funciona muy bien».

El PNV no aceptará la sugerencia y el traspaso será clave para que Rajoy mantenga su apoyo. Una negociación que coincidirá con el referéndum ilegal catalán del 1 de octubre.

Como se esperaba el Constitucional paralizó ayer la reforma del reglamento del Parlament para la tramitación express de leyes como la del Referéndum, que se registró unas horas antes. Si el nacionalismo desobedece, como ha anunciado, el conflicto se adentrará en terrenos aún más peligrosos.

Fotos

Vídeos