«Pasar por caja» en Euskadi

La principal testigo de cargo del ‘caso de Miguel’ confirma ante el tribunal las acusaciones de corrupción contra exmilitantes del PNV

EL CORREO

La principal testigo de cargo del ‘caso De Miguel’ apuntaló ayer, en su declaración ante el tribunal, las bases sobre las que se fundamentan las acusaciones contra los 26 antiguos responsables públicos y personas vinculadas en su día al PNV que se sientan en el banquillo de la Audiencia de Álava. El testimonio de la abogada Ainhoa Alberdi dibujó la existencia de una presunta trama de corrupción urdida, al parecer, en torno al cobro de comisiones a cambio de la concesión de contratos públicos desde las instituciones con el dinero de los contribuyentes. Un modelo que recuerda los vergonzosos manejos que han salpicado a otros partidos en algunos de los escándalos que han sacudido la política española, al margen de que las supuestas mordidas fuesen a los bolsillos particulares de los implicados o tuviesen otro destino. Desde el máximo respeto a la presunción de inocencia, tan exigida legítimamente como olvidada por los partidos en función de que sean acusados o acusadores, el relato que Alberdi desgranó ayer en la vista oral, si fuese cierto, solo podría explicarse desde una sensación de absoluta impunidad. No cabe concebir de otra forma que Adolfo de Miguel, exnúmero dos de la Diputación de Álava, le pidiera presuntamente en su propio despacho oficial que «pasase por caja» si quería que fueran adjudicadas a su empresa unas obras en el parque tecnológico de Miñano. Y que después, a través de una cuenta institucional de correo electrónico, le concretara supuestamente el montante del chantaje: 100.000 euros. Las 24 grabaciones aportadas por la denuciante a la Fiscalía, que empezaron a ser escuchadas ayer por la Sala, pueden resultar determinantes en el veredicto final. El PNV actuó con determinación cuando estalló el escándalo en 2010 al apartar de sus puestos y suspender de militancia a los encausados. Una postura que contrasta con sus ataques al proceder de la Administración de Justicia en este caso conforme se acercaba el juicio, que ha originado un entendible nerviosismo en sus filas. El hecho de que los encausados ya no pertenezcan orgánicamente al partido no le exime por completo de responsabilidad si se demostrara la existencia de delitos cometidos desde las instituciones. El oasis vasco en materia de corrupción del que tanto presume el nacionalismo está en juego en el mayor sumario de ese tipo instruido en Euskadi desde la Transición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos