La mentira del cuento

La mentira del cuento
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Parece que los que no se quejan es porque no sufren, pero para evitar ese equívoco en Cataluña se inventan agravios comparativos y se nos dice al resto de españoles que no hay ninguna víctima comparable. Su memorial de agravios empezó a escribirse al dictado de Jordi Pujol y sus amanuenses prosiguen en la tarea. Ahora, al cabo de los años, ha reaparecido el documento llamado ‘La estrategia de la colonización’, gracias a Javier Ayuso, que ha tenido «el puro acierto de recordar» para que los demás no olvidemos. El enemigo inventado era el resto de España. Un texto de muchos folios y un solo propósito: trasladarle a los que no viven allí la responsabilidad del desastre que supone siempre el independentismo.

Sus raíces son antiguas, pero el árbol del mal tuvo muchos jardineros. ¿Será cierto que el enemigo no es otro que el que siempre está hablando del enemigo? Empezaron diciendo que España les robaba y ahora dicen que les agrede. El cuento mentiroso ha hecho su suerte exportando la desgracia. Todos culpables, excepto los que tienen la culpa, mientras Junqueras afirma que él acata la Constitución. ¿Ustedes creen? El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, tampoco. La Carta Magna será flexible, pero se puede romper si los que barajan son unos expertos en el arte del birlibirloque.

El Fondo de Reserva se ha quedado en los huesos después de abonar la doble nómina de diciembre. Los jubilados han cobrado la paga ordinaria y la extra de Navidad. Así que todo va bien por ahora, que dijo en pleno trayecto aquel que se tiró desde el piso catorce. No tuvo la cortesía de responder cómo le fueron las cosas a partir de su llegada. Por eso nos faltan datos y nos sobran conjeturas. Esperar es emocionante porque muchos somos tan crédulos que hasta creemos que el lobo es vegetariano porque aún no nos ha mordido a nosotros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos