‘Handia’ de verdad

La nominación a trece Goyas de la película en euskera más vista de la historia confirma la fortaleza del cine vasco

‘Handia’ de verdad
EL CORREO

‘Handia’, la película en euskera más vista de la historia, es un buen reflejo de la renovada pujanza del cine vasco. Las trece nominaciones con las que el filme se encamina a la concesión de los Premios Goya son ya un verdadero triunfo; un reconocimiento profesional de la tarea llevada a cabo por sus directores y coguionistas, Aitor Arregi y Jon Garaño, el grupo de actores -con la revelación de Eneko Sagardoy- y el equipo de técnicos que fueron capaces de dar vida a una historia que forma parte de la mitología íntima de miles de vascos. Los propios directores recordaron, en la presentación de su obra, algo que logró que tantas niñas y niños se hicieran asiduos a visitar el Museo San Telmo de Donostia: contemplar maravillados la enorme silla y los objetos personales del ‘Gigante de Altzo’. El acierto ha consistido en ofrecer al público la versión puramente cinematográfica de una verdadera leyenda, de la que cada espectador ha podido extraer un relato personal deteniéndose en el drama moral, en la evocación de un tiempo que todavía resuena o en las imágenes y en los personajes. No será fácil que las trece nominaciones -es la cinta que más reúne- se conviertan finalmente en otros tantos Goyas. Pero atestiguan la existencia en Euskadi de mujeres y hombres que se mueven con destreza en las distintas facetas del cine, y lo hacen desde edades, oficios y trayectorias muy dispares. Los propios responsables del filme, que lo fueron también de ‘Loreak’, han reconocido que sin esta última no les hubiese sido posible la realización de ‘Handia’. Proclaman así que la creación y la producción cultural describen peripecias siempre jalonadas por hitos, sin los cuales resulta imposible avanzar y aportar algo nuevo, y mejor en tanto que más madurado. El hecho de que una película que habla tanto en euskera se sitúe a la cabeza de las favoritas a los Premios Goya concede a la normalización social de nuestra lengua propia un valor añadido. En ese idioma va a ser visionada por decenas de miles de personas, que se verán así reflejadas en la existencia de algo que a partir de ahora no les resultará tan extraño. Como no les ha resultado extraño a los responsables de nominar las candidaturas a los Goya puntuar con trece matrículas de honor a la primera de todas las películas aspirantes cuando el vehículo de comunicación entre los personajes de ‘Handia’ es una de las lenguas de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos