El gato de vasile

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Telecinco y Mae West tienen algo en común. Un cliché. Cuando son buenas son muy buenas, cuando son malas son mejores. Mediaset ha fichado a Paula Echevarría. Y no puedo dejar de imaginarme a Vasile acariciando un gato. Se trata de un contrato de larga duración para series y cine. De momento, está prevista para la segunda temporada de ‘Los nuestros’ y para ‘Ola de crímenes’, la nueva película de Gracia Querejeta. «Para mí es todo un privilegio que un grupo como Mediaset España, que es un referente en la producción de ficción de cine y televisión, cuente conmigo para proyectos que me van a permitir explorar nuevos registros como actriz y en los que voy a estar rodeada de grandes profesionales», ha dicho Paula. Es bonito porque en 2014 sus palabras eran otras: «Ese grupo de cadenas me repatea bastante. En mi casa somos más de Antena 3». Fue después de que ‘Cazamariposas’, de Divinity, insinuara que su blog de moda en ‘Elle’ estaba inspirado en el de otras blogueras. ‘CopyPaula’ llamaron al caso.

María Teresa Campos, ya saben, llamó gilipollas a Vasile y volvió a Telecinco. También saben que su último programa, ‘Qué tiempo tan feliz’, desapareció. Y que cuando Terelu se marchó por un tiempo de ‘Sálvame’ y quiso volver, Vasile pensó que no podía regresar tan pronto después de un entierro vikingo de varios días. También desapareció como presentadora del ‘Deluxe’ a favor de María Patiño. Y en el diario, han pasado por encima de ella Carlota Corredera, David Valldeperas y hasta Kiko Hérnández. Y claro que el «gilipollas» de Teresa permitió un espacio como ‘Las Campos’, pero con tan alto coste para sus participantes que no tengo muy claro que eso no forme parte de la venganza vasiliesca.

Paula Echevarría es muy importante. Y no sólo como instagramera, bloguera, wannabe y cuasi divorciada. Es el perfecto modelo de la medianía, la imagen con la que calibrar a otras. Arrimadas es la Paula Echevarría de la política, Kate Middleton es la Paula Echevarría de la realeza… Sigo imaginándome a Paolo Vasile acariciando el gato y con un destello saliendo de sus dientes.

Fotos

Vídeos