Comer de todo

Los menús escolares causan problemas y los padres piensan en la autogestión

Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

No se entiende bien el escándalo causado por el gusano hallado en el menú de una ikastola de Muskiz. Lo escandaloso es en realidad la salchicha. Habrán visto la foto: esa salchicha triste, maltrecha, melancólica, acompañada de un infamante sobrecito de ketchup. Se supone que la salchicha -tan aislada, tan triste, tan dramática- constituye el segundo plato de un escolar vizcaíno: un joven que está en edad de crecimiento y que, frente a esa salchicha de implicaciones soviéticas, bien podría hacerse una pregunta que nos afecta a todos como sociedad: «¿El régimen gastrocrático que rige en Bizkaia se suspende por alguna razón precisamente en mi colegio?»

Cierto que en las fotos de los platos de la ikastola de Muskiz aparece un gusano. Pero es que, observando el resto de opciones, da la sensación de que el gusano es lo más apetitoso del menú. A diferencia de las empanadillas, los garbanzos o el verdel, él sí parece mantenerse a una conveniente distancia de la necrobiosis celular. Quiero decir que está fresco. No descarten que los escolares de Muskiz fuesen cada mediodía al comedor deseando que hubiese suerte y les tocase de guarnición algún gusano.

Parecen proliferar los problemas con los caterings en la escuela pública vasca. A veces es por los concursos. A veces es por los gusanos. Los padres comienzan a rebelarse y piensan en la autogestión gastronómica: productos frescos y cocciones saludables para sus chiquillos. Es un error. La consejería acierta al intentar educar a los escolares en un régimen de austeridad y privaciones. Después de varias horas de matemáticas, euskera y psicoemotividad ecológica, nada como un platillo de caldo sucio y un mendrugo de pan duro. El que quiera además gusano que se lo gane sacando buenas notas y demostrando en clase un comportamiento ejemplar.

Por desgracia, el clásico régimen de insipidez y privaciones que ha distinguido siempre a los comedores escolares no puede sostenerse en estos tiempos nuestros de nutricionistas y ‘Master Chef’. Si es difícil encontrar ya un mocoso que no sepa hacer una ‘vichyssoise’. Hasta cabe la posibilidad de que, para las niños, el problema en Muskiz no fuese tanto el gusano como su punto: «Este gusano está muy hecho. Nada que ver con cómo los pone en Diverxo Daviz Muñoz»

Fotos

Vídeos