Churrealismo

Las broncas de 'Sálvame'van más allá de gritar y pelearse

ROSA BELMONTE

Cuando presentaba 'Con T de tarde', Terelu Campos tuvo una bronca con Enrique Cocoguagua a propósito de Fernando Esteso. Acabó levantándose de la mesa. Tenía que cambiar de set, pero lo hizo de manera aparatosa. El jueves, Terelu también se levantó en 'Sálvame' tras discutir con Mila Ximénez a propósito de su hermana Carmen. Mila la llama mentirosa y Terelu la defiende (cielos, Carmen ha debutado en 'Mujeres y hombres y viceversa' como asesora del amor). «Mierda esto ya. A tomar por culo», dijo Terelu, y se marchó. Mientras caminaba sulfurada, se metió la mano en el canalillo para quitarse el micrófono. Terelu hundía la mano en unas tetas que se movían como flanes. En 1953, Marilyn Monroe recogió un premio de la revista 'Photoplay'. Llevaba aquel vestido dorado que hasta al diseñador Travilla le parecía demasiado abierto. Pero lo mejor estaba por detrás. Un testigo del acto contó que, cuando caminaba, parecía que tuviera dos cachorros peleándose bajo unas sábanas de seda. Lo de los cachorros se puede aplicar a Terelu el otro día buscándose el micrófono. Era como Diana Peñalver buscándose ratones en 'Tiempo de silencio' pero a lo supervixen.

El jueves fue un día de peleas en Telecinco. En 'Supervivientes' vimos cómo Lucía Pariente era expulsada de la casa del árbol por la organización tras cantar algunas cosas a Kiko Jiménez (un flojo cursi que no es capaz de aguantar a la madre de Alba Carrillo, siendo esa la verdadera pieza maestra de la supervivencia). En Madrid, la melli Raquel (qué rencor acumulado) se levantó para enfrentarse a la italiana Paola, última expulsada. También se expulsó a Raquel del plató.

Pero esas son trifulcas vulgares. A Mila, Terelu y sus cachorros se unió Paz Padilla para poner orden. En lo dramático del momento, la presentadora iba con un pecho (falso) fuera porque estaba caracterizada de Gala. Iba de 'Galerina' (le puso ese título porque Gala era para Dalí lo que Fornarina para Rafael). El churrealismo inopinado de la situación demuestra la peculiaridad de 'Sálvame'. No se trata de gritar y pelearse. Casi siempre es mucho más.

Fotos

Vídeos