'Black Mirror' está aquí

ROSA BELMONTE

Hace unas semanas leía que un joven ingeniero había inventado una bicicleta estática conectada a Netflix que sólo permitía ver una serie (o lo que fuera) si pedaleabas. Como en 'Ben-Hur' pero con bici. El aparato, que se llama Cyflix y no es más que un proyecto personal sin intención de comercializarse, apagaba la plataforma si dejabas de darle a las piernas. Incluso si pedaleabas lentamente. Algo demasiado parecido al capítulo 2 de la primera temporada de 'Black Mirror'. Pero es que ahora vuelve (parece que con más fuerza que en su torpe aparición) Peeple, una aplicación para opinar y leer las opiniones de cualquier persona. Sobre cualquier persona. Según sus creadoras, se trata de convertir «nuestra personalidad en una nueva moneda de cambio social». Cada uno valdrá según las valoraciones positivas que tenga (y al revés). Hombre, otro capítulo de 'Black Mirror', este el primero de la tercera temporada.

En 'Caída en picado' todo se puntúa, hasta las reacciones de las personas acerca de otras personas. Una odiable Bryce Dallas Howard está obsesionada por las puntuaciones personales. Es, por lo real, uno de los episodios más terroríficos. Y no hacía falta Peeple, hay numerosas apps (de citas o incluso Uber) donde se puntúa a la gente. Igual que puntuamos al repartidor de Glovo o al técnico de Vodafone (algunos tienen a bien avisarte de que si no les das la máxima calificación es como si no les hubieras dado nada, así que siempre pongo todas las estrellas a gloveros o vodafoneros). El talento de Charlie Brooker, creador de 'Black Mirror', es enorme. Para imaginar lo imposible y lo posible. Lo veo acariciando una bola de cristal como quien acaricia un gato. Pero también tiene un oído finísimo para lo que pasa a su alrededor (igual que Paco León).

Aunque nos parezcan raras, algunas cosas ya suceden o han sucedido. No paro de leer que van a hacer un 'remake' de 'The Munsters', como si fuera novedad. Ya hubo uno horrible en los años ochenta donde Hermann era John Schuck, el sargento Enright de 'McMillan y esposa'. Con ese intento ya nos preguntamos por qué.

Fotos

Vídeos