El pnv avisa a sus socios

Los jeltzales ya no ven imprescindible que PSE o PP respalden el nuevo Estatuto. ¿Simple estrategia o temor a un fracaso?

ALBERTO AYALA

El PNV mueve ficha en materia de autogobierno. Al menos eso cabe deducir de las declaraciones realizadas este fin de semana por la poderosa presidenta del Bizkai buru batzar (BBB), Itxaso Atutxa.

Los jeltzales siempre habían dicho que para dar por bueno un nuevo Estatuto que sustituya al de Gernika sería necesario el acuerdo de «al menos dos» de las cinco partidos con presencia en el Parlamento de Vitoria. Y que debiera ser «transversal». Esto es, ellos, el PNV, más el PSE o el PP. ¿Podemos? «Habrá que ver si encaja en el proyecto de los no nacionalistas», declaraba en diciembre Urkullu. La izquierda abertzale avisó a los de Ortuzar que con esta estrategia se estaban maniatando a los socialistas.

Las cosas han cambiado en estos siete meses. El PNV ha decidido que Elkarrekin Podemos es, según Atutxa, «una fuerza estatal, claramente no nacionalista aunque defienda el derecho a decidir». Por ello entiende que un eventual acuerdo de autogobierno sólo con ellos, sin socialistas ni PP, «ya sería transversal».

No es lo único que ha cambiado. También parece haberse suavizado el calendario, de nuevo, y puede que también haya variado el procedimiento.

El lehendakari se mostraba convencido en diciembre de que para estas fechas Podemos ya habría presentado sus propuestas sobre autogobierno al Parlamento. Ello hubiera permitido a la ponencia de autogobierno encargar fuera, a un tercero, un proyecto de texto articulado de Estatuto que hiciera posible iniciar el debate político en Euskadi a comienzos de 2018. Todo con el objetivo último de que la negociación con el Estado de lo pactado aquí arrancara en 2019.

Atutxa sólo aporta una fecha y ya no confirma que el texto base para el debate parlamentario se vaya a encargar a un tercero. Espera que para finales de 2018 haya «algo que derive en un texto articulado en algún momento».

Como los burukides raramente suelen hablar a humo de pajas, todo apunta que estamos ante un aviso a navegantes al PSE. Y puede que al PP.

¿Simple estrategia? ¿Temor al fracaso? Lo cierto es que PSE y PP han vuelto a insistir en que no están por romper la caja única de la Seguridad Social, ni por aceptar la bilateralidad o el derecho a decidir. Las exigencias clave del PNV.

¿Se lo habría confirmado Rajoy a Urkullu en el encuentro secreto que mantuvieron, al fin, la semana pasada?

Fotos

Vídeos