El porqué de los ataques de Atresmedia a Vocento

EL CORREO

Una y otra vez, los medios del grupo Atresmedia (‘La Razón’, La Sexta, Antena 3 y Onda Cero) divulgan comentarios falaces y ofensivos contra Vocento y sus marcas. Como norma general no nos rebajamos a atender estas informaciones falaces, cuyo objeto es intentar superar a un competidor mediante las peores mañas. Pero ante la reiteración de los ataques creemos que nuestros lectores merecen saber qué hay detrás de la campaña de Atresmedia. Los periódicos de Vocento, al igual que la práctica totalidad de nuestros colegas, han venido informando de que el abogado barcelonés Mauricio Casals, presidente de ‘La Razón’ y consejero de Atresmedia, está imputado en la ‘operación Anta’, acusado de influir para desviar ayudas públicas. También, y del mismo modo que la mayoría de los medios, hemos relatado que Casals fue imputado en el ‘caso Lezo’ por sus presiones sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, al igual que el periodista Francisco Marhuenda, director de ‘La Razón’, sobre el que pesó idéntico oprobio. Las acusaciones han sido sobreseídas de manera provisional, pero Edmundo Sobrino, exconsejero de ‘La Razón’ y hombre de confianza de Casals en múltiples negocios, continúa en la cárcel. En diciembre, el propio Casals volverá a comparecer como imputado ante la Audiencia Nacional, por el citado ‘caso Anta’. Por último, también informamos en su día sobre la polémica que rodeó a la fusión de La Sexta y Antena 3, germen del grupo Atresmedia. En 2012, la Comisión Nacional de la Competencia se opuso a la operación, claramente anticompetitiva. Pero un consejo de ministros celebrado el 24 de agosto de ese año le otorgó luz verde. El Gobierno de Rajoy dio así carta de naturaleza a una televisión que ha desestabilizado de forma grave la vida pública española. Vocento no utiliza la información como un arma de difamación, se ha limitado a dar cuenta de hechos que sus lectores tienen derecho a conocer. El grupo Vocento transmite al público información relevante de interés general, pero no incurre en un uso mal intencionado de la misma. Nuestros medios rechazan tales prácticas y enmarcan su labor en una respetada tradición editorial, más que centenaria en la práctica totalidad de sus cabeceras. Seguiremos siendo fieles a ese espíritu editorial y empresarial. No nos vamos a rendir ni renunciaremos a la verdad. Pierdan toda esperanza quienes nos difaman.

Temas

Vocento

Fotos

Vídeos