Aprovechar el impulso

Que todo lo que se recuperó el sábado contra el Barcelona tenga continuidad. Una continuidad que dé seguridad, regularidad y recompensa al equipo

Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Después de las buenas impresiones que nos dejó el Athletic el pasado sábado frente al Barça donde, a pesar de la derrota, el equipo recuperó algunas características innegociables, hay que aprovechar este impulso y finalizar la semana con buen pie. Tanto en Europa League como en Liga la clasificación aprieta y es necesario seguir dando pasos adelante, pero transformándolos en puntos. Y no queda mas remedio que empezar por el partido de hoy, en el que solo vale la victoria.

El Östersunds FK nos dejó grandes sensaciones en el partido en Suecia. Un equipo valiente, que sale siempre con el balón jugado desde atrás, juega a un ritmo muy alto y que además posee jugadores veloces y profundos. Pero a la vez también mostró alguna carencia. Por un lado, solo fue capaz de materializar dos de las múltiples ocasiones de las que dispuso. No se mostró especialmente efectivo en este aspecto. Y por otro, el Athletic consiguió hacer dos goles en un mal encuentro en el que ofensivamente generó poco o nada.

Athletic - Ostersunds

El Östersunds FK es un equipo que sufre cuando consigues llegar a su área. Quizá es su mayor debilidad. Un tercer aspecto que favorece al Athletic es el hecho de que los suecos llegaron físicamente -y probablemente también anímicamente- tocados al último tercio del encuentro y el partido en San Mames se les puede hacer muy largo. Frente al Barça se logró presionar mucho mas en equipo, con la defensa alta, las líneas juntas y ahogando al rival. Y si esto se quiere repetir hoy es necesario que los jugadores se vuelvan a mostrar solidarios y cohesionados. El equipo sueco se asocia muy bien, y si sale de esa presión habrá mucho espacio para correr a la espalda de la defensa del Athletic, y ahí sufriremos.

También puede ser un buen momento, si el cuerpo técnico lo considera oportuno, para ir dando continuidad en ciertos puestos que todavía parece que no están asentados. Iturraspe vuelve a asomar con fuerza. Estaría bien que el equipo vuelva a encontrar en él al jugador que, además de dar salida al balón en los inicios del juego, aparece por diferentes zonas del campo y da apoyos y soluciones al compañero. Williams necesita saber si juega en banda o por el centro para focalizarse en sus movimientos y que el equipo sepa donde encontrarle. Son dos jugadores que pueden y deben ofrecer mucho. Por supuesto hay que exigirles, pero también necesitan de continuidad y confianza para que se sientan importantes.

Y si en el artículo anterior la pregunta que me hacía era qué es lo que esperaba el aficionado en el partido frente al Barça, esa misma pregunta podría repetirse para el encuentro de hoy. Y en este, también, la respuesta es clara: que todo lo que se recuperó el sábado tenga continuidad. Una continuidad que dé seguridad, regularidad y recompensa al equipo, e ilusión al aficionado, que sabe reconocer el esfuerzo realizado. Juntos, equipo y afición, se irán alcanzando los retos marcados.

Fotos

Vídeos