El Correo

Brujería: «Todos los presidentes y gobiernos son corruptos»

El Brujo, enmascarado  en la Jimmy Jazz.
El Brujo, enmascarado en la Jimmy Jazz. / CARLOS GARCÍA AZPIAZU
  • «Yo pensaba que los fans de Brujería eran puros greñudos locos, gordos, sudados y feos, ¡pero en los últimos años nuestros shows están llenos de chicas bien guapas!», nos cuenta el líder del supergrupo de metal extremo Brujería

Juan Brujo, que se sale de contento por lo bien que les han salido las cosas desde la salida de su último disco, 'Pocho Aztlan' (Nuclear Blast, 16), publicado el día de la independencia de México, el 16 de septiembre. Es su cuarto álbum oficial y vio la luz 16 años después de 'Brujerizmo' (2000).

Entre sus nuevas canciones, regurgitadas por El Brujo y batidas a ritmo de grindcore y death metal, los muy satánicos cuelan títulos tipo 'Plata o plomo', 'Profecía de Anticristo', 'Bruja' o 'México campeón'. Juan Brujo nos atendía locuaz y sin censura durante su última gira europea, que pasó por el Jimmy Jazz vitoriano. Se supone que tardarán un par de años en regresar a España. Vaya…

- ¿Por qué Brujería es una banda tan misteriosa, con miembros casi anónimos?

- Lo importante en Brujería es que la música sea pesada y oscura para expresar nuestro mensaje narco-satanista revolucionario. No nos gusta la fama ni exponernos. Somos criaturas de la noche, nos gusta caminar por la sombra y no dar muchas pistas a nuestros enemigos. Al principio de la banda nadie sabía quiénes éramos. Luego, cuando nos hicimos populares a principio de los años 90 con nuestro disco ‘Matando Güeros’ (Roadrunner, 93), algunos miembros revelaron sus identidades. Yo soy el único que aún nadie sabe exactamente quién soy. Espero que por mucho tiempo.

- Te hemos visto en concierto un par de veces. Siempre con pañuelo tapándote la cara.

- Respecto a los músicos de la banda, son mercenarios. Son mis soldados del ejército de Brujería que van cambiando según las giras, aunque hay miembros con los que casi siempre cuento, son fieles. Todos los músicos de metal quieren tocar en Brujería porque saben que es la banda más loca y chingona del mundo. Es un sueño para ellos tocar con la banda. ¡Muchos quieren tocar hasta gratis! La razón es que en una sola gira de Brujería hay más desmadre y aventuras locas que en todas las giras de Rolling Stones, Guns N’ Roses, The Doors y Led Zeppelin juntas. Esos son puros aficionados. Nadie sabe irse de fiesta como Brujería. Como decimos en México: ¡a toda madre o un desmadre!

- ¿Y cómo puede hacerse famosa una banda tan anónima que encima canta en español?

- Los mexicanos y latinos somos legión. Estamos repartidos por todo el mundo. Hay mucha raza viviendo por todo el mundo y Brujería es la voz de esos emigrantes. Se sienten representados por nuestro mensaje, se identifican con nuestras letras porque además de satanismo y drogas también cantamos sobre lo que significa ser mexicano o latino emigrante. Da igual que toquemos en USA o en Rumanía, en nuestros shows siempre aparecen mexicanos. Más de la mitad de nuestro público en el extranjero son puros mexicanos y para ellos un concierto de Brujería es como ir a misa. Vienen con sus banderas mexicanas, con sus camisetas de Pancho Villa o Emiliano Zapata. Algunos hasta traen machetes. Hay muchos que ni siquiera son metaleros, pero les encanta Brujería por el mensaje. Vienen a los conciertos porque se sienten como en México por un rato y eso es bueno. Siempre nos tratan como si fuéramos la familia que va a visitarlos.

Foto promocional del grupo.

Foto promocional del grupo.

- ¿Y se puede hablar en castellano en los USA? Quiero decir, ¿hay bastante gente latina por todos los rincones de USA?

- Mucho más de lo que la gente cree. Si Donald Trump construye el muro, echa a los mexicanos y cierra las fronteras, USA no duraría mucho tiempo. Sería puro caos. Somos los mexicanos los que trabajamos y sacamos el país adelante. Sin nuestra mano de obra los gabachos (así llama Brujo a los yanquis, a los gringos) no podrían mantener el país. Los mexicanos no robamos empleo, simplemente hacemos el trabajo que los gabachos no quieren y es un trabajo que existe y que alguien tiene que hacer. La gente piensa que los mexicanos somos vagos y no nos gusta trabajar, pero es mentira. Son los gabachos los que no quieren trabajar duro y mancharse las manos.

- Tras dejar el sello Roadrunner, holandés en origen y ahora perteneciente a la multinacional Warner, habéis pasado a otro sello potente e influyente como es el alemán Nuclear Blast.

- Fueron el sello que nos ofreció más dinero por trabajar con ellos. Todos los sellos querían firmar a Brujería. Somos leyenda y saben que vendemos muchos discos, pero fueron los alemanes los que apostaron y pagaron lo que nos merecemos. Estamos vendiendo más discos que nunca. Supongo que tras 16 años sin editar ningún trabajo nuestros fans estaban ansiosos. Con este nuevo disco, ‘Pocho Aztlan’, hasta hemos entrado en la lista Billboard como uno de los discos cantados en español que más unidades ha vendido. Somos más populares que nunca. Cada vez viene más gente a los conciertos. ¡Y ahora nuestros fans han crecido y traen a sus hijos a los conciertos!

- ¿Y se ven mujeres entre vuestro público o vuestra música es demasiado extrema para ellas?

- ¡Ni te imaginas la de morras que vienen a nuestros shows! Yo pensaba que los fans de Brujería eran puros greñudos locos, gordos, sudados y feos, ¡pero en los últimos años nuestros shows están llenos de chicas bien guapas! No sé qué es lo que les atrae de nosotros, pero tenemos mucho público femenino. Quizás se identifican con la cantante invitada Pititis. Siempre me gusta traer una cantante femenina en cada tour que aporte su visión y locura a la banda y que no sea todo el rato ver a puros hombres. En este último disco tenemos una rola (canción) que se llama ‘Culpan a la mujer’ y trata sobre cómo en México los hombres siempre culpan a las mujeres de todo en vez de reconocer que los huevones son ellos. Muchas mujeres me han escrito diciendo que les ha encantado esa canción. Te puedes imaginar que nuestras seguidoras son chicas guerreras, nada de chicas blandas. Son puras jefas. Eso nos encanta: las mujeres mandonas, fuertes y para adelante. ¡Esas son mis preferidas!

- ¿Qué merchandising soléis llevar en los conciertos?

- Vendemos discos, camisetas, posters, gorros, sudaderas y cosas así. Por primera vez estamos vendiendo gorras de baseball con el logotipo de la banda bordado. Es algo muy exclusivo que únicamente fabricábamos para los miembros de la banda: la gorra es como nuestra corona. Durante más de 25 años nuestros fans nos pedían que las pusiéramos a la venta y por fin hemos decidido hacerlo. Ahorita ya pueden comprar las gorras originales, el mismo modelo que usamos los de la banda en el escenario. Durante años las que estaban a la venta eran gorras piratas, falsificaciones, la mayoría copias baratas.

- Eso, imagino que os piratearán abundantemente.

Hay mucha piratería de mercancía de Brujería, pero no nos importa mucho porque quienes la venden suelen ser latinos y mexicanos que gracias a ello sobreviven. Eso sí, cuando descubrimos un gabacho (yanqui) o un europeo traficando con nuestro material sin nuestro permiso, o nos paga lo que consideremos o le damos machete.

Brujería: «Todos los presidentes y gobiernos son corruptos»

- ¿Y qué tal os lleváis con el público vasco?

- Amamos el País Vasco. Siempre nos tratan rebién. Los vascos sois un pueblo revolucionario, como el mexicano. Los vascos y los mexicanos nos parecemos mucho: a los dos nos gusta comer, beber, salir de fiesta y pelear. Nos entendemos bien. Desde siempre el País Vasco ha sido uno de nuestros destinos preferidos. Tenemos muchos fans allá. Son guerrilla. Nuestro tour manager es de Bilbao y nuestro nuevo guitarrista ‘El Criminal’ vive en Donostia, así que podemos decir que Brujería somos un poco vascos. Quién sabe, ¡igual escribimos una canción en euskera algún día! El problema es que me parece un idioma rarísimo, como alienígena. Me costaría mucho aprenderlo. Por ahora sólo sé decir eskerrik asko y Gora Euskadi.

- Un hit vuestro es ‘Anti-Castro’. ¿Qué sentisteis al conocer la muerte del dictador?

- Esa canción la escribió Fantasma (alias de Pat Hoed, ex Down By Law), que es cubano. La gente se toma esa canción demasiado en serio, es una canción de broma. Lo mismo que nos reímos de Castro nos reímos de Donald Trump o de Pito Wilson. Lo irónico es que Castro se murió un Black Friday, eso demuestra que el capitalismo ganó.

- Ja, ja, ja…

- Nosotros estamos en contra de todos los gobiernos. Todos son basura. Brujería es una banda anti-censura, ya sea fascista o comunista. Políticamente somos incorrectos. Nos gusta provocar, nos gusta enojar a la gente poderosa y hablar de cosas prohibidas. Todos los presidentes y gobiernos son corruptos. Todos quieren el poder y una vez lo consiguen se vuelven culeros y no les importa el pueblo.

- Qué nos vas contar, pues aquí tenemos gobiernos municipales, provinciales, autonómicos y nacionales. Estado, Estado, Estado…

- Este mundo ya está perdido. Es pura chingadera donde no hay nada que hacer para salvarlo. Los humanos somos una plaga como ratas y el apocalipsis está al caer, ya lo dijeron los mayas. En España sabéis lo que es estar gobernados por dictadores. Os gobernó el tipo enano ése, Franco, y ahora habéis elegido como presidente a un amigo de Donal Trump. No recuerdo su nombre. Su partido es muy corrupto y ladrón. No entiendo cómo los españoles no armáis una revolución y echáis del poder a esos políticos corruptos. En México a los ladrones les cortamos las manos con machete filoso, así aprenden.

Video-montaje fotográfico subtitulado de su último hit: ‘Viva Presidente Trump’:

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate