El 'Gran Hermano' de las máquinas

La empresa vasca WimbiTek desarrolla una tecnología sin cables que controla el funcionamiento de los aparatos o localiza el producto

WimbiTek desarrolla sensores y tecnologías inalámbricas para el control de máquinas o la localización de productos/E. C.
WimbiTek desarrolla sensores y tecnologías inalámbricas para el control de máquinas o la localización de productos / E. C.
LETICIA SÁNCHEZ-SERRANO

Las prisas, la dificultad de conciliar la vida laboral con la personal y las ganas de disfrutar del ocio invitan a querer invertir el mínimo tiempo en las cuestiones más banales de nuestra vida. Una de ellas es la compra. Muchos sueñan con la posibilidad de acudir a una tienda y que el empleado no solo sepa qué está buscando, sino que lo tenga cuasi listo para venderlo, también con la opción de conocer al momento qué estabas buscando, dónde está y para qué lo necesitas.

Todas estas ideas, que parecen propias de un mundo futuro, ya son prácticamente reales gracias a los 'beacons', pequeños aparatos que utilizan tecnología inalámbrica para transmitir mensajes o avisos y que mediante una señal bluetooth tienen la capacidad de vincularse con los teléfonos móviles para, en estos casos, facilitar las compras.

Hasta ahora había sido una herramienta mayoritariamente utilizada en marketing, pero la empresa vasca WimbiTek le está dando nuevos usos. La firma nace por una colaboración entre el grupo de investigación ADIAN de la facultad de informática de San Sebastián y el departamento de Ornitología de la Sociedad de Ciencias de Aranzadi, y su primer objetivo fue el de «desarrollar un dispositivo para la monitorización de la gaviota patiamarilla en una colonia de la costa gipuzcoana que mejorase o abaratase lo que había en ese momento en el mercado», explica Unai Burgos, CEO de la firma. Este tipo de proyectos sirven, por un lado, para hacer estudios científicos y por otro lado los datos obtenidos por los dispositivos son útiles «para tomar medidas a favor de la conservación de ciertas especies o para combatir las molestias que pueden producir otras».

Pero la tecnología de WimbiTek va más allá y sus aplicaciones son múltiples. Tal y como señala Burgos, en el caso de la monitorización de activos, se puede utilizar para hacer el seguimiento de, por ejemplo, piezas costosas o maquinaría transportada, de las que hay que saber dónde está en todo momento. Además, este producto «puede ser adaptado a las necesidades de cada cliente», añadiendo sensores que permitan aportar más información sobre el activo monitorizado. Por último, también desarrollan proyectos a mediada para aquellas empresas que quieran innovar en la automatización o monitorización de algunos de sus procesos.

Poco consumo de batería

Los cinco integrantes de esta 'startup' tienen años de experiencia en diseño, desarrollo e implementación de sistemas de información inalámbricos y tolerantes a fallos, pero, por encima de todo, tienen claro que para triunfar como startup es necesario adelantarse a las necesidades del mercado y crearlas a posteriori y, no solo lo han hecho buscando nuevas aplicaciones a una herramienta, sino creando un dispositivo de seguimiento de fauna silvestre utilizando redes de Internet de las Cosas. «Estas redes están totalmente orientadas a conectar 'cosas' y transmitir datos a Internet consumiendo poca batería, entre otras propiedades. Estamos convencidos que el uso de estas redes será muy común en los próximos años y se creará un mercado para todo tipo de aplicaciones. Nuestra apuesta ha sido comenzar a posicionarnos en ese mercado desde nuestros inicios», explica.

Ahora mismo se dedican a la monitorización de fauna y a la consultoría tecnológica, pero «hemos visto que con los conocimientos de nuestro equipo podemos dar soluciones y aportar cosas nuevas en el ámbito de la industria 4.0. Por ello hemos desarrollado un primer producto para el seguimiento de activos con 'beacons'», que miden aspectos como la temperatura, la duración y la localización de las máquinas. Recientemente, desde WimbiTek daban algunos ejemplos para explicar su aplicación. «Una máquina que funciona muchas horas puede sufrir un recalentamiento. Si nosotros colocamos junto a ella un beacon con un sensor de temperatura nos podrá mandar una alarma casi en tiempo real, lo que nos permitirá evitar que esa máquina se estropee».

Por ahora, el producto se debe contratar contactando con la empresa directamente, ya que «creemos que es conveniente un primer acercamiento a la problemática que desea solucionar nuestro cliente».