El Correo
Una escena de 'Outlander'.
Una escena de 'Outlander'.

'Outlander' y otros viajes en el tiempo

  • En serie

  • Se estrena la segunda temporada de la serie basada en los exitosos libros de Diana Gabaldon, cuya inspiración hunde sus raíces en otro clásico del género: 'Doctor Who'

Los seriéfilos tienen marcadas en rojo varias fechas del mes de abril. 'Juego de Tronos', el mayor fenómeno fan de la televisión actual, ofrecerá su sexta entrega en España (Canal+Series) a partir de la madrugada del 24 al 25, de forma simultánea a su estreno en Estados Unidos. Sin embargo, un par de semanas antes de que se descubra lo nuevo de la serie basada en la saga 'Canción de hielo y fuego' de George R. R. Martin, creada para la HBO por David Benioff y Dan Weiss, llega a esa misma cadena otro de los estrenos más esperados de la primavera. Este domingo verá la luz el primer episodio de la segunda entrega de 'Outlander', ficción que en su primera temporada (2014-2015) levantó pasiones entre millones de espectadores, convirtiéndose en un éxito televisivo a escala mundial.

La gran aceptación que ha tenido sólo con la emisión de dieciséis capítulos se ha cimentado, en buena medida, en la legión de fans que arrastra la saga literaria en la que está basada. 'Outlander' es una coproducción británico-estadounidense que aspira a adaptar los ocho 'best-seller' firmados por la escritora norteamericana Diana Gabaldon. Su historia, armada sobre un exhaustivo trabajo de documentación, se ha reflejado también en la adaptación televisiva gracias a una ambientación cuidada al extremo. A ello ha contribuido Ronald D. Moore, guionista de 'Star Trek: la nueva generación', 'Helix', 'Carnivale' y que, en su día, convirtió 'Battlestar Galactica' en un formato de referencia en el género de la ciencia-ficción. En este caso, su misión no era sencilla, ya que el productor no quería decepcionar bajo ningún concepto a los lectores; ni tampoco a su mujer, la diseñadora Terry Dresbach, responsable del vestuario de la serie y confesa admiradora de la obra de Gabaldon.

Y parece que lo ha logrado. Moore y su equipo contaban de partida con un potente material. Una historia que seduce y atrapa a lectores y, por lo visto, también a los televidentes desde el primer momento. 'Outlander', título del primer libro de la saga ('Forastera', en castellano), narra la historia de Claire Randall, una enfermera de combate de la II Guerra Mundial que, cuando finaliza el conflicto bélico, se desplaza con su marido Frank a Escocia. Un buen día, de forma accidental, se ve envuelta en un inesperado viaje en el tiempo. Cuando se da cuenta, descubre que se encuentra en las Tierras Altas escocesas. Es el año 1743. Allí, se topa con un grupo de 'highlanders' del clan MacKenzie, entre los que destaca el joven Jamie Fraser, con el que se ve obligada a casarse. Surgirá entre ellos un apasionado romance que se ve amenazado por un antepasado de su esposo Frank: Jack 'El Negro' Randall, un despiadado capitán de los casacas rojas ingleses. Gracias a su doble papel, el londinense Tobias Menzies ('Juego de Tronos') ha retratado a uno de los personajes más odiados, crueles y desagradables de la actual ficción televisiva.

El romance a través del tiempo de 'Outlander'.

El romance a través del tiempo de 'Outlander'.

Las aventuras, y no sólo la amorosa, en las que se ve inmersa Claire dividirán su corazón entre dos hombres, dos vidas y dos épocas totalmente diferentes. Esa mezcla de ficción histórica y romance, unido a un atrevido tratamiento de la violencia y el sexo, y aderezado con las dosis de fantasía que aportan los viajes en el tiempo, es uno de los indudables atractivos de la serie. Otra de sus bazas es su reparto, encabezado por la pareja protagonista, que lleva el peso de las tramas. La enfermera que narra en primera persona la historia, una mujer inteligente, fuerte y adelantada a su época, está interpretada por la exmodelo galesa Caitriona Balfe, mientras que el escocés Sam Heughan ('Doctors') se pone en la piel del joven Fraser. Sus actuaciones les han reportado muy buenas críticas y la química que transmiten ha traspasado las pantallas, hasta el punto de que miles de personas les 'shippean' por las redes sociales. En otras palabras, los seguidores de Outlander se han implicado hasta tal punto en la ficción que desean que ambos trasladen su romance de ficción a la vida real.

En esta nueva tanda, formada por trece episodios, sus creadores trasladan a la televisión 'Atrapada en el tiempo', el segundo volumen de la saga. Tras el dramático final de la primera temporada, que dejó a los espectadores con el corazón encogido, Claire y Jamie se desplazan en barco a Francia en un intento por alejarse de los peligros que les acechan en Escocia y, en cierto modo, facilitar la recuperación mental y física del joven. Su viaje al París del siglo XVIII les permitirá, al mismo tiempo, avanzar con su plan para acabar con el trágico porvenir que amenaza a los clanes escoces en su lucha contra el Ejército inglés. Este cambio de escenario acarrea también una nueva estética, ya que la pareja se irá introduciendo en la corte de Luis XV.

Tema recurrente

Pero los viajes en el tiempo no son patrimonio exclusivo de 'Outlander'. De hecho, han sido un tema recurrente en la ficción televisiva. Curiosamente, la historia desarrollada por Diana Gabaldon hunde sus raíces en un clásico entre los clásicos de la ciencia ficción. Como suele recordar la propia escritora, que antes de su incursión en la literatura trabajaba como científica, encontró la inspiración para escribir su primer libro tras ver una reposición de un viejo episodio de 'Doctor Who'. En aquel capítulo, el protagonista viajaba hasta 1745 y, entre los personajes de aquel año con los que se cruzaba, aparecía un apuesto joven ataviado con el tradicional 'kilt' escocés. Esa imagen se le quedó grabada a Gabaldon y supuso el punto de partida de una saga con la que ya ha vendido más de 20 millones de libros en todo el mundo.

Capaldi, en una imagen promocional de la nueva temporada de 'Doctor Who'.

Capaldi, en una imagen promocional de la nueva temporada de 'Doctor Who'.

'Doctor Who', por su parte, es un hito catódico, ya que se trata de la serie más longeva de la historia de la televisión. En 2014, celebró su cincuenta aniversario y, a fecha de hoy, continúa en antena con Peter Capaldi como protagonista. Esta producción británica narra las aventuras de un viajero en el tiempo, un enigmático extraterrestre, originario de Gallifrey y último de su especie. Se le conoce como El Doctor, adopta forma humana y tiene capacidad de regenerarse, recurso que ha permitido que el protagonista rejuvenezca y cambie de rostro a lo largo de la serie. Se dedica a explorar el espacio y diferentes épocas a bordo de Tardis, su nave espacial, que tiene la apariencia de una Police Box, una de las comisarías ambulantes que existían en Reino Unido en los años sesenta. En sus aventuras, se ha topado con personajes históricos como Hitler, Nefertiti, Churchill, Van Gogh y Charles Dickens, entre otros.

Estos encuentros recuerdan irremediablemente a los que se producen en 'El Ministerio del Tiempo'. La serie de TVE, que acaba de paralizar la emisión de su segunda temporada, se ha ganado en muy poco tiempo las simpatías y el apoyo de fans incondicionales, que han valorado esta apuesta de calidad, que lleva el sello de Pablo y Javier Olivares, los hermanos que crearon uno de los recientes éxitos de audiencia de la cadena pública: 'Isabel'. A estos títulos, se pueden añadir también otros que, de un modo u otro, han incluido tramas con viajes y viajeros en el tiempo y el espacio. Es el caso de 'Fringe', 'Life on Mars', '12 monos', 'Héroes', 'Continuum' o 'The Time Tunnel'.