BMW Serie 8 Coupé, casi a punto

BMW Serie 8 Coupé, casi a punto

El nuevo modelo, con una versión V8 de 530 caballos, saldrá a la venta este año

Las últimas pruebas del nuevo Serie 8 con carrocería cupé, antes de la producción en serie, llegan a la fase final. Esta etapa del proceso de desarrollo se centra en la versión alta de gama, el M850i xDrive con un potente motor V8 que desarrolla una potencia de 530 caballos, asociado a un cambio automático de ocho relaciones y tracción a las cuatro ruedas.

Los análisis de conducción se centran por las carreteras de Gales, donde los ingenieros y probadores de la marca comprueban principalmente el equilibrio entre la propulsión y los reglajes de la suspensión, y cómo se manifiestan en todo tipo de curvas. Se trata de un intensivo programa de pruebas centrado sobre prototipos, tanto en carreteras abiertas al tráfico como en tramos acordonados.

El objetivo es conseguir información en diferentes situaciones, lo más próximo a la realidad. Unas pruebas suplementarias a las ya realizadas, tanto en los tests invernales en Arjeplog (Suecia), como otras en las instalaciones que el Grupo BMW tiene en Miramas (Francia) y en el centro de pruebas en el mítico circuito de Nürburgring Nordschleife, para probar el vehículo en situaciones casi reales de competición.

Motor V8 más potente

El nuevo propulsor V8, con el mismo peso del motor anterior, incrementa su potencia en 68 CV para alcanzar 530 caballos y el par máximo se eleva en 100 Nm hasta los 750 Nm, valor disponible desde solo 1.800 rpm. Esta mecánica de ocho cilindros lleva una transmisión automática Steptronic de ocho velocidades, que se caracteriza por tener unos desarrollos más largos pero los cambios son más rápidos.

El M850i, el nuevo cupé deportivo de lujo, incorpora tracción a las cuatro ruedas y otros dispositivos electrónicos para conseguir un buen equilibrio entre estabilidad y confort de marcha. Es el caso del bloqueo del diferencial trasero, suspensión adaptativa M Professional con estabilizador antivuelco y dirección integral.

Además, y como ya es una constante en este tipo de deportivos, el conductor va a poder seleccionar diversos modos de conducción, como Sport o Sport+, para modificar la entrega de potencia, el sonido del motor, los amortiguadores, el control de estabilidad y el sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Se anuncia un centro de gravedad bajo, una elevada rigidez de la carrocería y unas suspensiones muy elaboradas para garantizar una conducción ágil en las carreteras de montaña, como segura y cómoda en autopista a velocidades elevadas. Los conductores más deportivos comprobarán el funcionamiento del bloqueo del diferencial trasero, que proporciona la máxima tracción al acelerar a la salida de las curvas.

El nuevo Serie 8 se comercializará este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos