El Correo

Renault Megane R.S. 275 Trophy

  • Se fabrica en la factoría de Palencia y las primeras unidades llegarán en septiembre

La división que se encarga del desarrollo de los modelos más deportivos de la marca del rombo, Renault Sport, continúa su trayectoria con una nueva serie limitada sobre el Megane que recibe la denominación de R.S. 275 Trophy. Cuenta con un motor dos litros pero con una potencia de 275 caballos, asociado al chasis deportivo “Cup” y con un nuevo escape de titanio. Se comercializará en unos 20 países repartidos por los cinco continentes y se pondrá a la venta en septiembre.

El más deportivo de los Megane incorpora el último diseño de la gama, con la nueva identidad de la marca, pero tanto la mecánica como el chasis poco se parecen al de sus hermanos. El Megane R.S. 275 Trophy es un deportivo en toda regla y sigue la saga de sus predecesores, desde el Trophy aparecido en 2011, Red Bull Racing RB7 y Red Bull Racing RB8 del año pasado.

Esta nueva serie limitada dispone del chasis Cup con diferencial limitado, un sistema de transmitir la potencia a las ruedas muy eficaz, sobre todo en circuito. Con objeto de sacar el máximo partido a sus cualidades dinámicas, los ingenieros de Renault Sport han evolucionado el propulsor y ahora desarrolla diez caballos más. Esa potencia máxima se alcanza a 6.800 r.p.m. y rinde un par de 360 Nm que se mantiene constante en un amplio margen de utilización, entre 3.000 y 5.000 revoluciones, con la lógica ventaja para una conducción deportiva. El consumo y las emisiones siguen siendo las mismas, con una media de 7,5 l/100 km y 174 gramos por km.

Es novedad el escape de titanio. Renault Sport ha recurrido al especialista Akrapovič, firma de referencia bien conocida en las motos, que ha elaborado con la instalación de una línea de ese material. Además de la reducción de peso que ofrece el titanio, el Megane R.S. 275 Trophy destaca por un sonido específico más ronco, que seguro va a encantar a los más deportivos. El embellecedor de la cánula del escape de carbono también lleva la firma de Akrapovič. En cuanto a los amortiguadores, son regulables y han sido diseñados por el especialista Öhlins, fabricante igualmente bien conocido en competición y garantía de una estabilidad de primera.

En la carrocería, este espectacular Megane se reconoce por multitud de detalles deportivos. Desde un adhesivo con una lámina F1 gris platino, la decoración lateral «Trophy» que personaliza la carrocería y el damero que aparece en los bajos de las puertas, también en gris platino o los embellecedores numerados que ratifican la exclusividad de la serie limitada. Además, el Mégane R.S. Trophy lleva unas nuevas llantas de aleación ligera de 19’’ «Speedline Turini» en negro derivadas de la versión de competición.

DEPORTIVO

Asientos Recaro en piel, pedales en aluminio y otros detalles identifican a esta versión especial.

Si el aspecto exterior es llamativo, en el interior del Megane Trophy destacan unos asientos baquets Recaro tapizados en piel y tejido en alcántara con pespuntes en rojo, remates que se ven en la banqueta trasera. En los reposacabezas aparece el logo de Renault Sport. Otros detalles en rojo aportan aún más el diseño deportivo como en el volante y el fuelle del freno de mano o una línea en el salpicadero. Además, los pedales y el reposapiés son de aluminio y el pomo de la palanca de velocidades es de Zamac.

Este exclusivo Megane se comercializará en el mercado español a partir de septiembre y aunque aún no está fijado el precio, en Francia costará 38.000 euros.