El Correo

Renault Captur, una de las joyas de Valladolid

  • Fabricado en una de las plantas de la marca en Castilla y León, este primer SUV se ha convertido en uno de los modelos más vendidos en solo cuatro años

Desde su lanzamiento en 2013, el primer vehículo de la nueva gama SUV de Renault ha ido poco a poco escalando posiciones hasta convertirse en uno de los modelos más vendidos de la marca y encabeza las matriculaciones de su segmento en Europa. Ahora le llega una primera actualización con cambios estéticos para tener un mayor parentesco con el resto de la gama, sobre todo con el Kadjar y el Koleos. El interior gana en calidad percibida con materiales enfundados, más refinados, en lugar del plástico inyectado.

Aparte del estilo, se ha mejorado no solo el cuidado por los pequeños detalles, sino también la robustez en todas las versiones. El diseño del Captur es más elegante que en la versión anterior y dispone de nuevas tecnologías integradas, pero continúa siendo un vehículo práctico y funcional. La llegada del Captur, hace que junto al Koleos y al Kadjar, la marca del rombo ofrezca una completa gama de crossovers.

Carrocería bitono

En el nuevo Captur se mantiene la carroería bitono. La oferta de personalización se refuerza con la incorporación de dos nuevos colores de carrocería más llamativos (naranja y azul) así como un nuevo color para el techo en gris platino. Con la nueva oferta, y la posibilidad de combinar con seis packs de personalización interior en colores marfil, azul, caramelo, rojo, cromo satinado y cromo pátina y tres packs exteriores en azul, rojo y naranja (para los capuchones de rueda y las molduras de los paneles de puertas), se refuerza la oferta de personalización. En total hay 14 combinaciones diferentes entre carrocería y techo incluida la nueva combinación para el color del techo en gris platino.

Como en los modelos más recientes de la marca, el nuevo Captur equipa en las versiones superiores con luces delanteras full led «Pure Vision», una tecnología que mejora la seguridad, deslumbra menos y es más estética. En la parte inferior del paragolpes, el coche lleva luces de día de led en forma de «C», que es la firma luminosa habitual de la marca. Las luces traseras también incorporan este sello característico, visible a todas horas.

El frontal del nuevo Captur se reconoce por ligeras modificaciones y se añaden adornos cromados. Las llantas son de cuatro diseños diferentes, dos en tamaño de 16 pulgadas y otras dos en 17.

Pequeños detalles

El frontal del nuevo Captur se reconoce por ligeras modificaciones y se añaden adornos cromados. Las llantas son de cuatro diseños diferentes, dos en tamaño de 16 pulgadas y otras dos en 17.

El diseño del Captur evoluciona y es más tipo crossover, lo que refuerza el parentesco con su hermano mayor el Kadjar. La rejilla de la calandra es más similar a las del resto de modelos de este tipo de Renault y adopta pequeños adornos como un junquillo cromado. El paragolpes lleva nuevos protectores de bajos tanto en la parte delantera como en la trasera, para transmitir una imagen más aventurera.

En el interior hay detalles cromados y los materiales del volante son aún más distintivos; En el caso de las versiones mejor equipadas, es de piel plena flor. La palanca de velocidades adopta un estilo más moderno y los paneles de las puertas se han rediseñado con mandos de forma más equilibrada. Los plafones traen una iluminación de led y luces individuales para lectura.

La gama inicial de motores se compone de dos propulsores de gasolina y un diésel. En el primer caso, la oferta empieza con el pequeño TCe de tres cilindros y una potencia de 90 caballos. Asociado a un cambio manual de cinco velocidades, el consumo de gasolina según normas oficiales apenas supera los 5 litros; un propulsor más indicado para uso urbano o interurbano. Y para una mayor utilización en carretera se comercializa el TCe de mayor cilindrada y 120 caballos de potencia que se caracteriza por su buen rendimiento con un incremento de consumo que no llega al medio litro si se compara con el motor anterior en el ciclo combinado oficial.

Aunque el diésel en este segmento no es muy representativo, Renault comercializa el conocido dCi de cuatro cilindros y 110 caballos, una mecánica que gasta por debajo de cuatro litros al efectuar una conducción muy relajada en marchas y sin acercarse a los límites de velocidad. La caja de cambios en el gasolina de 120 CV y en el diésel es manual de seis velocidades y para el primero se ofrece en opción la eficaz transmisión automática de tipo doble embrague (EDC) que hace que frente al cambio manual la velocidad máxima sea superior pero la aceleración sea menos brillante con un consumo medio similar.

La conectividad en el nuevo Captur es posible desde el primer nivel de equipamiento (Life) gracias a la nueva versión de R & Go que se comercializa en opción. Este sencillo sistema transforma el smartphone del usuario en una tableta conectada, instalada en su soporte universal y de esta forma accede de manera intuitiva a las funciones más útiles como la navegación, telefonía, multimedia y la información del vehículo.

En el siguiente nivel de equipamiento, Intens, es opcional el sistema Media Nav Evolution, un completo sistema multimedia con navegación e información de tráfico, función Bluetooth para llamar, música en streaming desde el móvil, visualización de la cámara de marcha atrás y función Driving Eco2 para optimizar la conducción y el consumo. Para el tercer nivel Zen, la marca ofrece el más completo R-LINK Evolution y sus servicios conectados, y cuenta con una pantalla capacitiva de 7 pulgadas.

El sistema R-LINK Evolution dispone de un navegador con información de tráfico en tiempo real, conectividad 3G y Bluetooth, la lectura de medios (fotos, vídeos), una gran variedad de aplicaciones gracias a la aplicación Renault R-LINK Store y la gestión de las ayudas a la conducción. Además, pasa a ser compatible con Android Auto por lo que es el primer vehículo de la marca de los segmentos A y B que se beneficia de esta tecnología.

En cuanto a sistemas de asistencia al conductor, se ofrece en opción por primera vez el detector de ángulo muerto a partir del equipamiento Zen. Cuatro sensores detectan la presencia de los vehículos en movimiento en los ángulos muertos de los retrovisores, incluso los dos ruedas. Cuando se revela que un vehículo se mantiene en el ángulo muerto durante más de un segundo, un testigo se enciende de inmediato en el retrovisor.

Además del radar de marcha atrás, el nuevo Captur propone, según versiones, el radar delantero y la cámara de marcha atrás. Estos dispositivos facilitan las maniobras y permiten evitar los pequeños golpes y arañazos por ciudad. El sistema de aparcamiento por manos libres, disponible en las versiones superiores, permite aparcar de manera muy sencilla. El conductor empieza indicando el tipo de estacionamiento que desea, en línea o en batería. Una vez que ha detectado la plaza, el sistema calcula y se hace cargo de la trayectoria del vehículo.

A partir del tercer nivel Zen, se puede optar por un techo panorámico acristalado fijo. Mejora la luminosidad en el interior del vehículo y se comercializa solo en configuración bitono. Hay cuatro tipos de llantas disponibles en los tres primeros niveles de equipamiento, dos de 16 pulgadas, Victoria & Iguazú y otras dos de 17 pulgadas, Emotion & Niágara.

El equipamiento más completo en el nuevo Captur es el Xmod que equipa de serie ayuda al aparcamiento trasero y lateral, cámara de visión trasera, asistente de aparcamiento, aviso de ángulos muertos, sistema de control de adherencia Extended Grip, sistema multimedia R-LINK Evolution Android Auto con cartografía Europa. Lleva otros elementos como los pedales de aluminio, retrovisor interior electrocrómico, techo acristalado fijo, lunas traseras oscurecidas y una tapicería de mayor calidad en tono gris.

Como en sus hermanos mayores, el Captur equipa en opción un sistema de audio prémium del especialista Bose que transforma el habitáculo en un auténtico auditorio. El sistema monta seis altavoces Bose de alta definición y un cajón de graves en el maletero. En las versiones superiores, el nuevo diseño de los asientos es más envolvente y cómodo y sujeta mejor el cuerpo en las curvas.

El nuevo Captur sigue ofreciendo prácticos equipamientos como la guantera tipo cajón «Easy Life» o la tapicería de los asientos desenfundable. A la venta en los niveles Life, Intens, Zen y Xmod, se comercializa desde 14.729 para la versión menos potente de gasolina y primer equipamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate