El Correo

Hyundai i30, el inicio de una nueva etapa

  • Diseñado, desarrollado, probado y fabricado en Europa, representa el ADN de Hyundai para los próximos años

Se trata de un modelo completamente renovado. El i30 representa una nueva generación y la esencia de la marca para los mercados europeos. Hyundai quiere establecer un nuevo objetivo con el desarrollo de los códigos de diseño, nuevos materiales, mejor calidad y los últimos sistemas de asistencia al conductor. Se comercializará a principios de año.

De algún modo es la confirmación de lo que ya es un hecho: Hyundai es un fabricante perfectamente comparable a cualquiera de los principales en Europa. Ahora las pautas básicas se refuerzan con un lenguaje de estilo con la nueva parrilla que será común para los futuros modelos, mejora en la calidad de construcción, mayor seguridad y una conducción más dinámica. La fiabilidad continúa asegurada por la garantía de cinco años sin límite de kilometraje.

Chasis más rígido

El nuevo i30 es más seguro. La carrocería es más sólida y ligera, con una utilización de un 53 % de acero de alta resistencia lo que representa casi el doble respecto a la del modelo anterior. El peso de la carrocería es 28 kilos más bajo y la rigidez se incrementa en un 22 %, con la lógica mejora en la absorción de energía de impacto y el aumento en la seguridad para los ocupantes.

En cuanto al diseño, aparece la parrilla delantera en forma de cascada, una forma que se convertirá en la nueva identidad de la familia de modelos Hyundai en el futuro. Ya vista en el i10, los diseñadores se han basado en el movimiento descendente del flujo de acero fundido cuando se vierte. La calandra presenta puntos cromados que junto con los faros led de tres proyectores (luces cortas y largas) y las luces led diurnas verticales con función de intermitentes, transmiten una mayor presencia visual.

La última generación del i30 cambia por completo. El diseño es más equilibrado, con voladizos cortos para conseguir un mayor espacio para los pasajeros. En vista lateral, se aprecia una marcada línea casi horizontal que fluye desde los faros hasta las luces traseras.

Nuevo estilo

La última generación del i30 cambia por completo. El diseño es más equilibrado, con voladizos cortos para conseguir un mayor espacio para los pasajeros. En vista lateral, se aprecia una marcada línea casi horizontal que fluye desde los faros hasta las luces traseras.

Otros aspectos del lenguaje de diseño son las líneas fluidas, superficies refinadas y una carrocería esculpida para crear una imagen sólida y estable. La carrocería del i30 dispone de una marcada línea casi horizontal que fluye desde los faros hasta las luces traseras. Las proporciones son equilibradas, con voladizos cortos y un capó alargado. La aerodinámica mejora y se incluye una aleta activa en la parrilla para optimizar además la refrigeración.

El interior es más despejado, con una disposición horizontal que aumenta la sensación de amplitud. La pantalla flotante en el salpicadero integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad y permite al conductor concentrarse el tráfico gracias a su posición ergonómica. El nuevo volante multifunción de tres radios lleva unos mandos fáciles de accionar y se puede calentar.

El espacio para el habitáculo del nuevo i30 es considerable sin que el diseño exterior comprometa la amplitud del interior, sobre todo a la altura de las plazas posteriores. La capacidad de maletero es 395 litros y se amplía hasta un máximo de 1.301 litros con los asientos abatidos.

La gama de motores abarca gasolina y diésel, todos con turbo, de

pequeña cilindrada. Hay tres de gasolina y tres variantes del diésel. En el primer caso, el menos potente es el 1,4 litros, cuatro cilindros y 100 CV; le sigue el propulsor T-GDI de 1,0 litros de tres cilindros y 120 CV, y el más potente es el nuevo motor de 1,4 litros y 140 CV. En gasóleo, el único motor es de 1,6 litros, también con turbo, y tres niveles de potencia: 95, 110 y 136 CV.

En relación a las cajas de cambio, se utiliza uno manual de seis velocidades y el automático de doble embrague de siete velocidades. Este último mejora el consumo, prestaciones y emisiones hasta en un 20 % en comparación con el cambio automático convencional de seis velocidades. Las emisiones de CO2 se espera partan desde 89 gramos de CO2 por kilómetro.

El nuevo chasis del i30 se modifica por completo en beneficio de un mejor comportamiento en carretera y una mayor estabilidad. Un elemento que contribuye es la suspensión trasera multibrazo, de serie para todas las versiones. La dirección es más precisa, y el volante se maneja con más facilidad; en comparación con su predecesor, es un 10 % más directa. En cuanto a los frenos, el rendimiento se optimiza con unos discos más grandes.

El interior es completamente diferente respecto al anterior i30. Destaca una gran pantalla central que integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad. Los pedales en aluminio anuncian una futura versión más deportiva.

Todo nuevo

El interior es completamente diferente respecto al anterior i30. Destaca una gran pantalla central que integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad. Los pedales en aluminio anuncian una futura versión más deportiva.

La conectividad hace posible que los ocupantes permanezcan conectados y el conductor continúe pendiente de la carretera. El sistema de audio de serie incluye una pantalla táctil con cámara integrada y visión trasera, conectividad Bluetooth y función My Music. El navegador de nueva generación es opcional. Los móviles se pueden conectar por medio de Apple CarPlay y Android Auto y la recarga es inalámbrica.

La nueva generación del i30 equipa los últimos sistema de seguridad activa como la frenada autónoma de emergencia con aviso de colisión frontal, control de crucero inteligente, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, función de información del límite de velocidad y asistencia para luz de carretera.

Además, va equipado con el sistema de aviso de colisión frontal, que alerta al conductor ante situaciones de emergencia y frena de manera autónoma en caso necesario. Por primera vez en Hyundai se incorpora el sistema de alerta de atención del conductor, una protección del conductor que ayuda a supervisar el comportamiento al volante para detectar síntomas de imprudencia o cansancio y evitar posibles accidentes.

En el interior, el nuevo Hyundai equipa siete airbags, los seis estándar y uno más para las rodillas del conductor.

Este modelo de cinco puertas representa el inicio de la nueva familia del i30. Una nueva generación que inaugura la marca N de Hyundai, y cuya comercialización está prevista para las primeras semanas del año que viene. La gama crecerá con carrocerías de tres puertas y también en versión familiar.