La gama Nissan crossover

La gama Nissan crossover

El éxito de ventas del Qashqai, junto al Juke y el X-Trail, hace que la marca haya sido líder en 2015 de este segmento

REDACCIÓN

El segmento de los «crossovers» es el que más está creciendo en el mercado en los últimos meses. Nissan, con una cuota del 15 %, es el líder de ventas de este tipo de vehículos. El Qashqai es uno de los principales responsables del éxito de la marca japonesa, con unas cifras que le convierten en el modelo más vendido de la historia de Nissan.

Estos «crossovers» de Nissan comparten una fórmula tan sencilla como ofrecer confort, buen comportamiento, precio y costes de utilización de un turismo con la posición elevada, versatilidad o distancia al suelo propias de un todoterreno y tracción a las cuatro ruedas solo cuando sea necesario.

Aparte del Qashqai, el Juke es una opción que combina el carácter y el diseño de un deportivo junto a la polivalencia y la robustez de un SUV. Encuadrado en un segmento más pequeño, se caracteriza además por ofrecer un equipamiento propio de coches de mayor tamaño, mientras que los acabados Tekna incrementan su atractivo, por su buena relación entre dotación y precio.

Por su parte, el X-Trail recoge la herencia de los 4 x 4 de Nissan. Un vehículo robusto y funcional que explota su ADN aventurero y lo combina con la versatilidad que supone el espacio para siete plazas. Cuentan con un equipamiento muy completo, con aire acondicionado, llantas de aleación, luces diurnas de led, Bluetooth, pantalla de 5 pulgadas, seis airbags, control de velocidad de crucero con limitador o ayuda al arranque en pendiente.

El comportamiento de estos modelos de Nissan es un factor importante. Así, aun cuando se trata de coches con carrocerías más altas y con mayor peso que un turismo de dimensiones parecidas, la estabilidad y confort de marcha es igual tanto por sensaciones como eficacia sobre el asfalto.

En el apartado técnico, tanto el Qashqai como el X-Trail utilizan una plataforma modular y otros elementos cuya evolución se efectúa en el Centro Técnico Europeo de Nissan (NTCE) situado en la Zona Franca de Barcelona. Las suspensiones son independientes con un eje trasero multibrazo común a todos los «crossovers» de Nissan con tracción total.

Los últimos sistemas de asistencia mejoran la seguridad de los tres modelos de Nissan. Es el caso del chasis con control activo de la trazada, que al analizar los datos obtenidos por el control de estabilidad ajusta cómo dosificar la presión sobre los frenos, tanto delanteros como traseros y selectivamente en cada rueda. Junto con el motor, se aplica en situaciones puntuales para mantener la estabilidad cuando se sobrepasan los límites de adherencia.

Motores

La gama de motores de Nissan se beneficia de la Alianza con Renault. Es el caso del 1.2 litros, un propulsor de gasolina con turbo, adaptado para el Qashqai y que también se emplea en el Juke. Combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades, además de otra automática, la Xtronic en el caso del Qashqai, desarrolla 115 CV y genera 190 Nm de par. Este motor se vende en el Juke, también en versión de 94 CV, con cambio manual.

El más potente y exclusivo 1.6 DIG-T, con idéntica tecnología de inyección directa de gasolina y turbo, se comercializa en toda la gama en diferentes variantes de potencia. El Juke lo lleva en el caso del deportivo Nismo, con 218 y 214 CV o 190 CV en el acabado Tekna. Los Qashqai y X-Trail utilizan una versión menos potente con 163 caballos.

En la gama diésel, el motor de acceso es el 1.5 dCi de 110 CV, para el Juke y el Qashqai aunque se vende el 1.6 dCi de 130 CV, presente en los Qashqai y X-Trail. En ambos casos, el consumo es muy bajo, con una media que arranca en 3,8 l/100 km (99 g/km de CO2) que se homologa en el Qashqai menos potente.

La nueva gama de este año se modifica ligeramente con nuevos acabados como el N-Connecta, además de equipamientos opcionales en la mayoría de los niveles. Se amplía la oferta de elementos estéticos, de confort y funcionales para cubrir un mayor abanico de posibilidades y pedir un vehículo «a la carta».

Otro objetivo importante en el programa de Nissan es la nueva Promesa de Atención al Cliente. Un servicio que será homogéneo en todas las concesiones de toda Europa, e incluye además una renovación total de las instalaciones. El objetivo de la marca es ubicar al cliente en el centro de toda la actividad, estrategia que se apoya en diferentes mejoras y sobre todo en el servicio posventa.

Para cualquier operación de servicio de mantenimiento o reparación mecánica, la marca dispondrá de un vehículo de cortesía totalmente gratuito u otras alternativas de movilidad. Otra ventaja es que se ofrecerá un año de asistencia gratuita en carretera cada vez que se realice el mantenimiento periódico, dentro y fuera del periodo de garantía.

La marca también anuncia la equiparación de los precios del servicio posventa, con tarifas equitativas de los presupuestos realizados por cualquier taller independiente y que incluyan el uso exclusivo de recambios y fluidos Nissan en un radio máximo de 10 kilómetros desde cualquier concesionario o taller oficial de la red.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos