El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 21 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Márquez, héroe americano
Actualizado: 21:54

gp de indianápolis

Márquez, héroe americano

El ‘93’, tal y como hiciera en Laguna Seca, vence con autoridad en el GP de Indianápolis en MotoGP, por delante de Pedrosa y Lorenzo, y se marcha lanzado a por el título en su año de debut

18.08.13 - 21:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Márquez, héroe americano
Márquez, durante la clasificación. / Efe

Marc Márquez no conoce otra cosa que no sea salir a por la victoria. Tampoco el miedo. Ni siquiera el respeto a unos supuestos galones que se caen poco a poco ante la evidencia de alguien que es más rápido. Con Pedrosa y Lorenzo sensiblemente recuperado de sus dolencias, y después de una nueva salida desastrosa, el de Cervera mostró el aplomo de los campeones y un pilotaje estelar para volver a España con otro triunfo en el zurrón y el sueño de ser el primer debutante campeón de MotoGP mucho más cerca. Se esperaba con incertidumbre qué le depararía la gira americana al joven pupilo de Alzamora, y el resultado son 50 puntos rotundos, aplastantes. Las tendencias se han ido invirtiendo con el paso de los fines de semana. Márquez ha pasado de aprender de sus rivales a mostrarles el camino, hasta el punto de que ahora son ellos quienes tratan de buscar flaquezas en un piloto total.

Indianápolis vivió un domingo de carreras de las de verdad, pero con un galgo por delante. Nada surte efecto contra Marc, que repitió el guion habitual de los últimos Grandes Premios. Se ve superior, y eso es un peligro manifiesto para sus adversarios, que no encuentran consuelo más que en la oportunidad de esperar un fallo que no termina de llegar. Márquez rebasó a un Pedrosa alicaído y se fue a por Lorenzo, que también acabó sucumbiendo ante el empuje del ‘93’. Las sensaciones ya no son las de un ‘rookie’ con proyección al que su excesivo ímpetu podría privarle del gran objetivo. De hecho parece disfrutar con los contratiempos. Si la moto se mueve, recuerda que viene de Moto2 y que le gusta esa sensación de ir sobre un caballo desbocado. Es más, lleva la 1.000 cc como si fuera una moto de 600. Cruzada completamente en las curvas, logra ventaja hasta donde nadie puede hacerlo, derrapando.

Se disfruta tanto de su forma de llevar la HRC a cámara lenta como a velocidad normal. Se mire como se mire, es una delicia. Cada vuelta mejoró a la precedente, y sólo la seguridad de sentirse ganador aplacó sus ansias de demostrarle al mundo que él es la referencia. Hoy es un piloto que aún no conoce los circuitos que tiene por delante, pero sí su moto y a los rivales. Los ha estudiado uno a uno, ha buscado sus flaquezas y ahora los destroza con un hambre voraz. Dos de ellos tienen excusas. Lorenzo, la de la moto, ya que su Yamaha es manifiestamente inferior a la Honda. Rossi, que también podría escudarse en eso, tiene también la de la edad y la del mito que no tiene que demostrarle nada a nadie. Más comprometida es la situación de Pedrosa, que ve cómo un ‘niño’ en su primer año le está comiendo la tostada a pasos agigantados dentro de su propio equipo, apenas unos metros a la derecha de su ‘box’. Al ‘26’ le quedó el consuelo de finalizar el Gran Premio por delante de Lorenzo y aumentar su ventaja como segundo clasificado. Migajas para alguien que siempre arranca el año con dudas, sueña en el ecuador de la competición y se desploma al ser consciente de que ‘este año tampoco’.

Para ver alternativas, hubo que mirar atrás. Con el podio perfectamente definido, la primera gran batalla surgió por la cuarta plaza. Mientras que Bautista y Crutchlow se batieron en un duelo parejo y emocionante, Valentino Rossi llegó desde atrás para dejar a los dos sin su objetivo. ‘Il Dottore’ estuvo mucho mejor el domingo que en los entrenamientos, y ya suspira por carreras en mojado o por el anhelado cambio ‘seamless’ para volver a rozar los podios, una utopía en ausencia de ambas. Al menos el italiano tiene esperanza, no como las Ducati, que apenas confían en no hacer un ridículo como el de este domingo en ‘Indy’. En el medio de la nada, Hayden y Dovizioso peleaban por la honra de ser el caballo menos lento de una escudería fallida desde que Casey Stoner salió de allí buscando una moto que se pudiera conducir con un mínimo de garantías. Nicky, que corría en casa, no podía permitir que Andrea lo adelantase en la última curva. Ambos se fueron largos, saltaron por encima del peligrosísimo piano americano y dejaron vía libre para que Bradley Smith, por inercia, los rebasase a ambos y evidenciase todas las carencias de la marca transalpina, en las antípodas de un HRC que con Márquez observa el Mundial de MotoGP por encima del hombro.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.