Ultiman la adquisición del mamógrafo digital para el Hospital Santiago Apóstol

Equipo con tecnología digital operativo en otro hospital de la región./ E. C.
Equipo con tecnología digital operativo en otro hospital de la región. / E. C.

La Junta completa la compra de 7 equipos de última generación para el diagnóstico por medio de la aportación de la Fundación Amancio Ortega

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

El Hospital Santiago Apóstol será el destinatario de uno de los siete equipos de mamografía con tomosíntesis y extereotaxia tras la adquisición completada por parte de la Junta de Castilla y León en el marco del protocolo firmado con la Fundación Amancio Ortega por el cual esta entidad aportaba al Gobierno autonómico, mediante la Gerencia Regional de Salud, más de 18 millones de euros destinados a la renovación de equipos oncológicos. El presupuesto del contrato para estos siete dispositivos alcanza los 2.324.000 euros.

Estos nuevos equipos diagnósticos de última generación se unen a los catorce ya tramitados, hasta completar los 21 mamógrafos previstos en el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la citada fundación, para hacer efectiva la donación de 18.297.500 euros por parte de esta entidad para la renovación de equipos destinados a la prevención y el tratamiento del cáncer en la red asistencial de Sacyl.

Los catorce mamógrafos anteriormente aprobados han tenido como destino el Complejo Asistencial de Ávila (con 2 unidades); el Hospital San Isidro, en León; el Hospital de El Bierzo, en Ponferrada (2); los hospitales Río Carrión y San Telmo, en Palencia; el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (2); el Complejo Asistencial Universitario de Segovia (2); el Hospital 'Santa Bárbara', en Soria; el Hospital Universitario 'Río Hortega', en Valladolid; y el Hospital Provincial de Zamora.

Imagen en 3D

Del total de la donación de la Fundación Amancio Ortega, la Gerencia Regional de Salud ha destinado 6.252.000 euros a la adquisición de estos equipos de última generación diagnóstica, con tomosíntesis y extereotaxia, que permiten, con dosis de radiación menores o iguales que los mamógrafos convencionales, múltiples imágenes de corte inferior a un milímetro y desde diferentes ángulos generadoras de una imagen en 3D de la mama.

Se trata de una técnica mucho más compleja que reduce la necesidad de nuevas pruebas en caso de dudas, aumenta la sensibilidad y la especificidad diagnóstica y también permite planificar con mayor precisión la posible cirugía y, además, con la extereotaxia, se realizan biopsias en vacío y es posible la colocación de arpones pre quirúrgicos en lesiones milimétricas. El uso de estos equipos en programas de cribado precoz detecta un 40% más de tumores de mama y un 27 % en el caso de tumores invasivos in situ; asimismo reducen los falsos positivos en un 15 %; y permite, a través de la gran precisión de extereotaxia, la realización de biopsias directamente en las unidades mamográficas hospitalarias.

Con la adquisición de estos últimos mamógrafos, la red asistencial de Sacyl contará de 38 equipos de este tipo, de los que 28 serán digitales y diez no digitales y, más concretamente, 30 de uso compartido para cribado y diagnóstico clínico y los ocho restantes exclusivos para 'screening' o detección precoz del cáncer de mama. Queda por saber cuándo estará disponible en el centro sanitario mirandés esta nueva herramienta de análisis y diagnóstico, que completará un equipamiento que ahora integran dos mamógrafos de los convencionales, uno instalado en Miranda y otro en Villarcayo, en el Centro de Especialidades Médicas de Merindades, dependiente del Santiago Apóstol.

El centro comarcal realizó un total de 4.416 pruebas a lo largo del año 2016 con los equipos del hospital y del centro de especialidades de Villarcayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos