El tiempo de espera para ser operado en el Santiago Apóstol sube a 63 días y se equipara al de hace un año

El tiempo de espera para entrar a quirófano ha pasado de 53 a 63 jornadas. / AVELINO GÓMEZ

En el último trimestre la demora ha crecido en 10 jornadas, pese a que se consolida el descenso de pacientes pendientes de pasar por quirófano

CRISTINA ORTIZ

Diez días más en tres meses. El tiempo medio de espera para entrar a quirófano en el Santiago Apóstol ha aumentado hasta las 63 jornadas, una decena más que en marzo, ya que al terminar el primer trimestre esa cifra se quedó en 53. Un alza que rompe la tendencia regional a la baja al cierre de junio. En el centro sanitario de la ciudad la demora media se sitúa al mismo nivel que a mediados del pasado ejercicio. Eso sí, al concluir el primer semestre eran 544 las personas que estaban a la espera de una intervención quirúrgica, menos que las 587 que figuraban en las listas al concluir marzo.

Sigue siendo a los pacientes que esperan alguna intervención vinculada a Traumatología a los que más se tarda en llamar. Hasta 74 días, 9 más que hace tres meses, aunque el número de los que esperan es prácticamente igual, al pasar de 243 a 246 en el último trimestre. Eso sí, representan casi la mitad de los que necesitan pasar por el quirófano. Hasta el 45 % del total. De ellos, 90 personas llevaban esperando entre 91 y 180 días y las 156 restantes se encontraban por debajo de los 90. En marzo había 3 enfermos que habían superado el medio año, una estadística que ahora está a cero.

Por encima de la espera media se encuentra también el área de Oftalmología, con 67 jornadas de demora para ser operado, 13 más que al acabar el primer trimestre, pese a que en esta especialidad también ha bajado el total de pacientes. Si antes había 166, al final de junio había 133. De ellos, 91 habían entrado en la lista hacía menos de 3 meses y 42 estaban por encima de ese periodo pero por debajo del medio año.

Solo hay un enfermo que lleve más de 6 meses esperando para pasar por un quirófano del Santiago Apóstol, concretamente en la especialidad de cirugía general y aparato digestivo, que tenía 116 personas en lista (frente a las 96 de finales de marzo), con un tiempo medio de 48 jornadas. De todas los inscritos, 103 llevaban menos de 90 días y 12 los superaban.

A la mitad

Sí ha reducido sus números Urología y lo ha hecho casi a la mitad en un trimestre, al pasar de 41 a 24 en tres meses y con una demora que ha caído de 46 a 34 jornadas. De ellos, uno llevaba al terminar junio más de 90 días esperando y el resto no había cruzado ese umbral temporal. Singular resulta la evolución de Otorrinolaringología que ha elevado hasta 38 días el tiempo de espera frente a los 25 con los que acabó marzo, pese a que ha bajado el número de pacientes. A finales de junio había 17 esperando pasar por un quirófano y al acabar el primer trimestre eran 25.

Las listas se completan con las 24 jornadas que tienen que esperar de media las mujeres que requieren una intervención vinculada a Ginecología que a finales de junio eran 8. Justo la mitad de las que estaban al concluir marzo, pero en el caso de esas 16 la demora se situaba en los 22 días, dos menos. No ha habido ningún cambio en Dermatología ya que ni entonces ni ahora tenía listas abiertas.

Aunque el tiempo medio de espera con el que acabó el primer semestre del ejercicio es el mismo registrado hace justo un año, el total de pacientes es inferior, hay un centenar menos. Entonces, a finales de junio de 2016 estaban en las listas 649 pacientes y ahora eran 544..

El informe de Sanidad de Castilla y León también pone de manifiesto que en el caso de Miranda el paso por el quirófano de todos los pacientes se ha hecho en un plazo inferior al establecido por Sacyl en función de las prioridades de las intervenciones. En los de nivel uno durante el segundo trimestre se registraron 8 enfermos que esperaron, de media, 14 días; lejos de los 30 que establece como tope la norma.

En los de prioridad 2, que deben ser intervenidos en menos de 90 jornadas, la media se situaba en 35 para 50 pacientes. Y en los de prioridad 3, que pueden esperar hasta medio año, figuraban a finales de junio 486, que acumulaban una demora de 67 jornadas.

Fotos

Vídeos