Sacan a licitación los bares de Anduva por un precio mínimo de 8.400 euros anuales

El Ayuntamiento tiene claro que no renovará la concesión con la misma empresa más allá del 7 de octubre. / A. GÓMEZ

Los adjudicatarios podrán explotar el servicio durante 4 años a partir del 7 de octubre, cuando concluye el contrato actual

CRISTINA ORTIZ

En pleno verano y con las piscinas descubiertas llenas de gente no es el mejor momento del año para poner fin al contrato con la empresa encargada de gestionar los bares de la instalación de Anduva, aunque no esté abonando el canon correspondiente. El Ayuntamiento no se plantea dejar ahora sin este servicio a las dependencias de Anduva, pero sí tiene claro que no va a renovar la concesión con la misma empresa más allá del 7 de octubre, que es cuando finaliza el plazo.

Para esa fecha se confía en tener resuelta la nueva adjudicación, una vez que ya se ha aprobado el pliego de cláusulas administrativas por las que se regirá la contratación de la explotación de los bares del polideportivo. En esta ocasión, la concesión se realizará por un periodo de cuatro años, sin posibilidad de prórroga, y con un presupuesto mínimo de licitación de 8.400 euros, más IVA. Ese es el único criterio que se va a tener en cuenta y el precio final que se establezca por la explotación del servicio se abonará de manera trimestral, en el primer mes de cada periodo.

A ese gasto, quien asuma la gestión deberá sumar el coste de las facturas de agua, luz y limpieza, además del importe al que ascienda el mobiliario que precise para la prestación del servicio. Además, la nueva empresa deberá suscribir una póliza de Responsabilidad Civil por importe de 150.000 euros.

Los licitadores deberán tener en cuenta, entre otros aspectos que se recogen en el pliego, que no se podrán vender y consumir bebidas alcohólicas de más de 18 grados y que será el Ayuntamiento el que determine el número de veladores que se podrán instalar.

Espacios acotados

En principio, se establece que en el bar situado en el recinto interior del pabellón, deberá dejarse espacio suficiente para acceder a los vestuarios y al frontón y para ello se pide que se delimiten las zonas con la colocación de una mampara. También se recoge la posibilidad de colocar una terraza en la parte exterior, sin que sea necesario el pago de una tasa por ocupación de suelo público.

Al mismo tiempo, se establece que el bar del pabellón del frontón permanecerá abierto durante todo el año, aunque durante el periodo en el que las piscinas de verano permanezcan abiertas podrá cerrarse, siempre que el servicio quede cubierto a través de máquinas expendedoras.

Al mismo tiempo, el pliego de cláusulas especifica que en caso de incurrir en incumplimientos muy graves, el Ayuntamiento podrá resolver el contrato. Entre los motivos que pueden desembolsar en la ruptura del acuerdo se incluyen la venta de alcohol y tabaco a menores de edad, así como el impago de dos trimestres continuados. Se trataría así de evitar repetir situaciones como la actual en la que la deuda de los concesionarios del servicio asciende a 22.500 euros.

Fotos

Vídeos