La reforma integral de Ramón y Cajal y Juan Ramón Jiménez recibirá 692.000 euros

El Ayuntamiento va a destinar la cuantía económica a la reforma de dos de las vías más transitadas de la ciudad./ A. GÓMEZ
El Ayuntamiento va a destinar la cuantía económica a la reforma de dos de las vías más transitadas de la ciudad. / A. GÓMEZ

El 65% del millón de euros del superávit que el Ayuntamiento va a destinar a las vías públicas se invertirán en esas dos arterias

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Son algunas de las vías más transitadas por los mirandeses en su día a día, pero su imagen y su estado no se corresponden con el más óptimo, por lo que el Ayuntamiento ha decidido invertir una porción elevada del superávit presupuestario de 2017 en la reforma integral de varios tramos de Ramón y Cajal y Juan Ramón Jiménez. Ambas se llevarán 691.976 euros, tras la aprobación en el pleno de la propuesta de modificación de créditos con los votos a favor del PSOEy la abstención del resto de los grupos municipales.

La primera de ellas recibirá una partida de 473.976 que permitirá sustituir aceras, calzada, redes de abastecimiento y saneamientos en el tramos comprendido entre San Agustín y Francisco Cantera. El resto, 218.000 tendrán como destino la renovación completa del espacio delimitado por Arenal y Condado de Treviño en la segunda de las calles.

También está previsto invertir 67.000 euros en la ejecución integral de tramos de La Fuente y San Llorente. Una cuantía de 20.000 irá a completar la reforma de las aceras de la Barriada de San Juan del Monte y 21.000 a hacer lo mismo en Río Ebro, entre Alfonso VI y Condado de Treviño.

Otros 60.000 euros se destinarán al vallado del Poblado de Los Ángeles, en la zona de la carretera de Logroño. También se gastarán 15.000 en la reposición de los tramos deteriorados del vallado del puente de la carretera de Orón sobre las vías del tren. El listado se completa con 100.000 euros para reasfaltar las calles interiores de El Lago y Las Californias;y otros 100.000 para inversiones en las pedanías, para la construcción de pasos elevados en Montañana y Suzana, donde también se llevarán a cabo algunos asfaltados, al igual que en Ayuelas.

Se trata en general, tal y como apuntó la responsable de Hacienda, Laura Torres, de «iniciativas pedidas, reivindicadas, demandadas, necesarias para la ciudad y que, además, cuenten con proyecto». Condiciones que se cumplen en «un amplio espectro» de propuestas.

Por otro lado, una partida importante, que supone hasta el 25,4% de los 2,1 millones de superávit, irá a aminorar la deuda pública del Ayuntamiento. 538.000 euros van a ir a a amortización. De esta manera se cumple con el objetivo de los últimos ejercicios de devolver más de lo que se pide. En el presupuesto hay 2,8 millones de préstamo y 2.450.000 de abono. Esta cantidad, sumada a la parte del superávit destinada al mismo fin, supera los 3 millones de euros, con lo que se cumpliría esa premisa.

A parques y jardines llegarán 219.000 euros, de los que hasta 150.000 irán a mejorar el riego y la siembra del parque de El Crucero (entre las calle Rigoberta Menchú y Clara Campoamor), barrio al que se destinarán otros 30.000 para la creación del segundo parque canino de la ciudad.

Parte del superávit también llegará al polígono de Ircio, para mejorar un alumbrado público que se entendía insuficiente. 23.000 euros permitirán instalar farolas en las calles República Dominicana, Bolivia, México.

El expediente incluye una partida para hacer frente a la reforma de las instalaciones del bar del polideportivo, una de las adjudicaciones más polémicas de la legislatura. Obras que se llevarán a cabo una vez acabe el periodo estival y que van a recibir 140.000 euros. Otros 50.000 se invertirán en la reforma de las aceras junto al Pabellón Naranja.

Vehículos policiales

El superávit también permitirá renovar dos vehículos de Policía Local. Concretamente, se ha reservado una partida de 52.000 euros para la compra de un coche patrullero, «muy necesario», y otros 20.000 para un vehículo-grúa. En total, 72.000 reservados para modernizar la flota de coches del departamento. Una finalidad aceptada este año por la Ley de sostenibilidad.

Evidentemente, el listado de necesidades no acaba aquí, pero al equipo de Gobierno le ha tocado priorizar «en función de la demanda y de aquello para lo que hay proyecto, porque las ejecuciones tienen que ser inmediatas. El superávit tiene fecha de caducidad». El pleno sacó adelante ayer la incorporación de 274.000 euros de remanente de tesorería, para «cuestiones que son necesarias pero no pueden ser financiadas con el superávit».

Ese dinero va a permitir, entre otras cuestiones, adquirir columpios para Suzana y el parque Miguel Delibes (dos de ellos adaptados), comprar nuevos equipos informáticos para dar respuesta a las necesidades de la implantación de la administración electrónica o sumar 20.000 euros a Cooperación al Desarrollo.

Con la abstención

Ambos expedientes salieron adelante con la abstención de la oposición que coincidió en criticar que el PSOE no haya pedido propuestas que tienen claro que podían haber mejorado un listado de actuaciones. «Todo se enriquece cuando todos podemos opinar», apuntó Esperanza Muñoz, de Miranda Puede; que junto a IU, no dudó en calificar el plan de electoralista. No lo vio así el portavoz popular, Borja Suárez, convencido de que «no lo van a gestionar en tiempo y forma. El papel lo aguanta todo, pero veremos cuánto se va a hacer».

Eso sí, todos coincidieron en manifestar que el expediente incluía cosas en las que no creían y que hubieran rechazado si no fuera porque las propuestas se votan en bloque y no por apartados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos