La recuperación del carro de carne está «parada»

Hace más de dos años que el vehículo fue retirado para someterse a una reparación.
Hace más de dos años que el vehículo fue retirado para someterse a una reparación. / P. IZQUIERDO

El vehículo retirado hace más de dos años de Ronda del Ferrocarril requiere repuestos artesanales y a medida

CRISTINA ORTIZ

Hace más de dos años que el carro de carne fue retirado de Ronda del Ferrocarril, junto al puente de Hierro, para someterse a una reparación que sigue sin fecha, ni plazo, ni presupuesto. Apenas cinco años permaneció en la calle una de las piezas escultóricas más singulares de esta ciudad, tras someterse en 2010 a una intervención por la que se desembolsaron 4.616,80 euros. Una tarea de arreglo y mantenimiento que ahora hay que repetir pero que sigue sin presupuestarse y tampoco parece que se vaya a hacer en el corto plazo. No está dentro del programa de intervenciones del departamento de Obras y Servicios. «De momento, está parado», reconoció el concejal del área, Adrián San Emeterio, al tiempo que apuntaba que requiere una intervención «bastante compleja. Se valoró y se estudió pero no es fácil. De momento no vamos a hacer nada». Máxime porque no hay garantías de que la actuación vaya a ser duradera en el tiempo y no vaya a ser necesario un nuevo mantenimiento en pocos años, para un elemento que tenía su ubicación al aire libre.

«No se trata solo de un lijado y una mano de pintura. Hay que reponer piezas y éstas hay que hacerlas a mano y eso no es barato». Aunque reconoce que no tienen un presupuesto cerrado de cuánto podría suponer dejar ese vehículo del antiguo Matadero Municipal, que data de la primera mitad del pasado siglo, apto para volver a la plataforma de la que fue retirado en marzo de 2015.

«Sí que hemos barajado cifras pero de momento no las contemplamos. No es una prioridad. Lo tenemos guardado en el almacén, cubierto y protegido, pero ahora no tenemos pensado hacer nada; aunque no descarto que se vaya a hacer en un futuro», incidió.

Donde se sigue trabajando es en la rehabilitación de la pasarela sobre el Bayas, concretamente en las tareas dirigidas a reforzar la estructura. Todavía no han comenzado a reponerse los tablones que recorren la infraestructura, ni a pintarse varias de las piezas.

Sí que se están barnizando ya algunos de los bancos que recorren distintos puntos de la ciudad. Una tarea de la que se están encargando dos de las personas contratadas como refuerzo gracias a la subvención del Ecyl. La actividad no se circunscribe a una zona concreta de la ciudad, si no que se repasan aquellos que se ven deteriorados, «según las necesidades», zanjó.

Fotos

Vídeos