Los productores locales de alimentos apuestan por ampliar mercados

Los productores locales de alimentos apuestan por ampliar mercados

Galletas, morcillas, delgadillas, café o vino buscan potenciar su red de distribución tras consolidar su posición en Miranda

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Tienen su esencia en Miranda y también aquí están buena parte de sus clientes; pero, obligados por la necesidad de seguir creciendo, los productores mirandeses llevan tiempo trabajando para hacerse un hueco en otros mercados, próximos o no tanto, y colocar sus productos de alimentación en supermercados o establecimientos de hostelería. De momento, la firma que más lejos ha llegado es Galletas Coral, que destina ya el 20% de su producción – con un total de 20.000 kilos diarios– al mercado extranjero, un capítulo en el que destacan los países del norte de África, como Marruecos, Túnez o Argelia; y a los que esperan sumar otros como Japón, China, Turquía o Alemania, donde están haciendo prospecciones y han empezado a enviar muestras y realizar catas.

«Tenemos mucho ánimo de salir fuera, además de seguir cuidando el mercado nacional. Estamos presentes en toda la Península y en los dos archipiélagos», explicó José Luis Solana, propietario de la empresa galletera, inmersa en estos momentos en un proceso de renovación y modernización, con la instalación de una nueva línea de producción de alta capacidad que esperan poner en marcha en abril y que permitirá incluso el envasado unitario de sus productos.

A ésta se sumará a finales de año o principio del próximo otra línea más pensada para poder elaborar distintas formas. «Queremos sacar nuevos productos», avanzó Solana para quien lo fundamental es «el respaldo de los consumidores. Nuestros productos gustan».

Lo mismo ocurre con los de Cafés Gometero, donde gestionan 200 toneladas anuales de las que el 60% se consumen en la provincia y más de la mitad a través de la hostelería y la restauración. «Los productos autóctonos tienen fuerza en la zona que controlas, fuera es difícil que la gente, de buenas a primera se haga a ellos», explicó Nicolás Otero, uno de los responsables de la firma, consciente además de la competencia de otras marcas de café que se producen en provincias limítrofes y con las que compiten por parte del mercado.

Para ello, su estrategia está clara: apostar por la calidad. «Es la mejor forma de darte a conocer en la hostelería, además de ofrecer un servicio». Y es que cómo se valore su producto también depende de la forma en que se trate por los profesionales de bares y restaurantes, a los que les ofertan cursos para que le saquen el máximo rendimiento. «En esos aspectos trabajamos para tratar de destacar y diferenciarnos de la competencia», apuntó Otero.

Delgadillas

Más difícil, por ser un producto desconocido y extraño fuera de Miranda, es la comercialización de las delgadillas. Un artículo que José Antonio Simón, de Morcillas Aurora reconoce que es difícil de ‘exportar’, aunque se trate de vincular a la calidad y al prestigio de la morcilla mirandesa, que ellos distribuyen en el entorno de la ciudad y en el País Vasco de manera directa. Al resto del territorio la envían a través de agencias de frío, pero eso puede suponer «alrededor del 1% de la producción anual» que, en estos momentos, ronda 100 toneladas. De ellas, el 40% se consumen en Miranda. «El resto sale fuera».

Mucho más local es el consumo de la delgadilla, aunque reconoce que es un género que resulta muy «atractivo» para la gente que llega de fuera. «Todo el mundo se lleva. solo falta ponerle la etiqueta de ‘Recuerdo de Miranda’». Aún así, no pasa de representar el 2% de sus ventas. «Si no la prueban no resulta atractiva, pero si lo hacen repiten», concluyó.

También el mercado local es el destino predominante de los vinos de Término de Miranda, el negocio más joven de los que estarán presentes en la mesa de la comida con más de 40 comensales que la Cofradía Mirandesa de Bilbao va a celebrar mañana en la capital vizcaína y en la que se presentarán los productos locales a profesionales y aficionados de la cocina. La bodega elabora unas 45.000 botellas al año de todas sus variedades: chacolí, verdejo y zurracapote. Un producto éste último que está teniendo muy buena acogida en Andalucía. «Lo equiparan con la sangría y estamos entrando en Granada, Castellón y Alicante», explicó Javier López, uno de los responsables de la bodega, que reconoce que es muy difícil ganarse una cuota de mercado con vinos, ya que la oferta es muy variada.

«Todo el mundo tiene mucho producto y lo hace bien. Nosotros todavía somos muy jóvenes y tenemos que crecer. Primero que los nuestros crean en nuestros vinos y después, ya podremos salir». Si bien, en principio, aquí, al menos el chacolí, es de sobra conocido, ya que tradicionalmente era un tipo de caldo de temporada que se consumía en un buen número de establecimientos de la ciudad. Hay datos de que ya se bebía en 1750, pese a la polémica generada con el País Vasco y sus denominaciones de origen cuando aquí y en varias zonas del norte de la provincia se pusieron en marcha varios proyectos para recuperar su producción.

Homenaje a Gregorio Solabarrieta en Bilbao con la Banda

El compositor y director Gregorio Solabarrieta recibirá un homenaje en la capital vizcaína coincidiendo con el 40 aniversario de su muerte. Un acto para el que la Cofradía Mirandesa de Bilbao, artífice del reconocimiento al autor del himno a Miranda o al Mirandés, ha reservado ya para abril el atrio de la Alhóndiga, donde sonarán los ritmos de la Banda de Música de Miranda, que el bermeano dirigió durante más de 35 años. También junto a la orquesta de cámara que lleva su nombre quieren colaborar para reponer la zarzuela que Solabarrieta llevó al Arriaga de Bilbao y al Victoria Eugenia de San Sebastián.

Por otro lado, el colectivo está trabajando para colaborar en distintos programas con la Fundación Cantera, la Cofradía de San Juan del Monte y los cocineros mirandeses. Antes, a finales de este mes, volverán a convocar otro encuentro el día 28 con el poeta y editor José Ramón Blanco, que fue juez en Miranda a finales de los 80 y que repasará anécdotas vividas en la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos