La población de Miranda baja a los 35.600 habitantes y cae un 7% en la última década

La población de Miranda baja a los 35.600 habitantes y cae un 7% en la última década

La ciudad ha perdido cerca de 4.000 vecinos desde el 2008, el curso con la cifra más alta, y acumula 9 años de descensos consecutivos en su evolución demográfica

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

El drástico retroceso demográfico que experimenta Miranda se traduce en la pérdida de un 7% de su población en la última década, concretamente en el periodo comprendido entre 2007 y 2017. Así lo reflejan las Cifras Oficiales de Población del municipio referentes a la revisión del padrón municipal del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El número de vecinos con el que hoy cuenta Miranda, actualizado en diciembre de 2017 según indican los registros del organismo, es de 35.608 habitantes, cuando diez cursos atrás ese número se situaba en 38.417 personas, lo que supone una pérdida de 2.809 habitantes en diez años, un -7,31% para ser exactos.

La caída es más acusada si se compara con el año 2008, curso en el que la evolución demográfica de la localidad alcanzó su cénit con la cifra de 39.589 personas, la más alta. Desde entonces, el municipio acumula nueve años de caídas consecutivas en su particular gráfica de habitantes, con una bajada del diez por ciento en dicho periodo.

En base a los últimos registros del INE, la población la conforman 18.125 mujeres (lo que representa el 50,9%) y 17.483 hombres (49,09%). En lo referente a la edad, los números de dos cursos atrás reflejaban que el 21% de los habitantes mirandeses superaban los 65 años, al tiempo que se contabilizaban cerca de 20 con más de 100.

La caída de habitantes, directamente enlazada con la crisis y, entre otros factores, el deterioro de actividades económicas en la ciudad, son algunos de los aspectos valorados desde la Junta de Castilla y León a la hora de aprobar el Programa Territorial de Fomento para Miranda 2017-2019.

Según recoge la reciente publicación en el Boletín Oficial de la región con la aprobación de este plan, «la tendencia demográfica del municipio ha sido creciente, sostenida en una línea de ascenso bastante estabilizada desde los años 90, hasta el año 2000, decreciendo puntualmente en 2001, en una época de mantenimiento poblacional dentro de cierta estabilidad».

Ya a partir del 2001 «el aumento de habitantes vuelve a ser continuo, registrando sucesivos máximos históricos». «Miranda gana habitantes año tras año en el nuevo siglo en parte gracias a la llegada de vecinos alaveses (en busca de una vivienda más asequible) y al aumento de población inmigrante. La entrada de algunos países, como Bulgaria o Rumanía, en la Unión Europea hace experimentar un aumento del padrón municipal muy significativo».

«Los inmigrantes portugueses, en primer término, y otros como los rumanos o marroquíes son fieles exponentes del fenómeno demográfico que ha hecho aumentar la población mirandesa a lo largo de la primera década del siglo XXI».

La evolución demográfica de Miranda alcanza su tope en 2008, año de gestación de la crisis, y a partir de ahí se sufre «un retroceso sin precedentes», descendiendo la población durante todos los años siguientes «de forma consecutiva y progresiva». «Esto se debe en buena parte a la variación del saldo migratorio, ya que comienzan a emigrar en los últimos años más habitantes de los que llegan. El crecimiento vegetativo, mientras, no parece fluctuar de forma decisiva, ya que tanto la tasa de natalidad como la de mortalidad mantienen pautas de comportamiento evolutivo normales».

Dentro de la comunidad, Miranda ha sido tradicionalmente la décima ciudad más poblada, detrás de Ávila y delante de Soria, habiendo solo un núcleo que le supera sin ser capital de provincia (Ponferrada). Hoy, a raíz del descenso de población, el municipio ocupa el undécimo lugar en cuanto a peso demográfico en la región, dado que Soria cuenta ya con más empadronados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos