La plantilla da un margen a Gamesa para que se replantee el cierre

La plantilla da un margen a Gamesa para que se replantee el cierre

El comité espera que «reflexione» y el lunes ponga sobre la mesa una propuesta distinta al cierre que garantice el empleo en la ciudad

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

No hay movimientos en la negociación entre la dirección de Gamesa y el comité de empresa de la planta de Miranda. Así que tras cuatro reuniones entre las partes –la última ayer– la plantilla ha decidido dar esta semana de margen a la empresa para que «reflexione» y vuelva el próximo lunes con otra propuesta, tal y como acordaron los trabajadores en una asamblea celebrada por la tarde en el centro cívico. Se han anulado los otros dos encuentros fijados para estos días. Y es que con las posturas fijas en las casilla de salida: el cierre, para la multinacional, y la continuidad de la fábrica de Miranda, para los trabajadores, no hay un espacio común para gestionar acuerdos.

Así que, de momento, lo único que avanza es el plazo, ya que, a priori, el 7 de marzo se cumplirá el mes establecido para el proceso de consultas, que se abrió el día 5. «Ellos vienen con su discurso de que se agotan los tiempos, para presionarnos, ponernos nerviosos y que entremos en su juego», apuntó Aitor Balanzategui.

Pero quedan dos semanas para esa fecha, así que, por ahora, eso no es algo que preocupe al comité, que tiene claro que tratará de aprovechar todas las opciones que se le presenten y recurrirá a cualquier instancias que esté en su mano para lograr su objetivo: la continuidad. Mensaje que trasladaron ayer a la dirección de Gamesa, interesada en hablar de cantidades ligadas al plan de recolocación.

«El único movimiento que contemplan es hablar de las condiciones que rodean la plan de empleabilidad, a los traslados; así que nosotros seguimos en nuestra línea de luchar por el empleo en la ciudad», incidió el presidente del comité, Luis Ángel Antillera, que confía en que estos días sirvan para que, «entre todos, le demos una vuelta a la situación y consigamos negociar otra cosa que no sea el cierre».

Y es que la plantilla, por unanimidad, volvió a refrendar que el mantenimiento del empleo en Miranda sea la única línea de negociación del comité, así que «vamos a luchar, con más fuerza si cabe, por la planta de Bayas», recalcó.

Agotar todas las vías

Un reivindicación para la que están convencidos que van a seguir contando con el respaldo de las administraciones y los representantes políticos que tienen pendientes, entre otros temas, la aprobación de una Proposición No de Ley en el Congreso o trasladar el tema a la UE. También la Junta «sigue trabajando por la continuidad o por la búsqueda de una alternativa que permita la continuidad de los trabajadores», valoró Antillera.

Y es que tienen claro, tal y como apuntó Balanzategui, que «vamos a agotar todas las vías que tengamos para mantener nuestros puestos de trabajo. Tenemos frentes abiertos y esperaremos». No les sirve de consuelo que les digan, como hizo ayer el responsable de Recursos Humanos para el Sur de Europa y África, Tomás Mateo, encargado de las negociaciones, que «tanto la gerencia de la empresa, como el propio Marcus Tacke, están muy apenados con nuestra situación».

Esa postura solo vale para reafirmarse en el hecho de que «vamos a dejar aquí hasta la última gota de sudor para conseguir nuestro objetivo», que no es otro que la continuidad. Y por ello seguirán movilizándose, aunque, de momento, no tienen definida ninguna actividad concreta ni fecha en la que llevarla a cabo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos