Más de 300 personas se concentran en demanda de unas pensiones dignas

La plaza de España fue el lugar elegido para la movilización por las pensiones./ AVELINO GÓMEZ
La plaza de España fue el lugar elegido para la movilización por las pensiones. / AVELINO GÓMEZ

Los sindicatos consideran irrisoria una subida del 0,25%, que implica el cobro de un euro y medio más de media

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

¿Qué se puede comprar con un euro y medio? La pregunta formulada en voz alta en la concentración por unas pensiones dignas que ayer reunió a más de 300 personas en la plaza de España no es baladí. Y es que ésa es la cuantía que, de media, supone la subida del 0,25% aplicada en 2018 a las cuantías que perciben los jubilados. Con ese dinero, apuntó Javier López Simón, encargado de leer el comunicado de Comisiones Obreras, se puede adquirir una botella de aceite de girasol, un kilo de plátanos o una caja de galletas María; pero si no fuera necesario hacer frente a la factura de la farmacia porque «la subida de medio año la perdemos en pagar los medicamentos de un mes».

Además, la pérdida de poder adquisitivo no hace más que aumentar. Y es que frente a su subida del 0,25%, el IPC en los dos primeros meses del año ya se ha incrementado un 1,1%. La devaluación de las pensiones es «continua» para CC OO, sindicato en el que están convencidos de que «lo más grave está por venir». ¿El motivo? El próximo año entrará en vigor el llamado ‘factor de sostenibilidad’ que tienen claro que «mermará en años sucesivos las pensiones de quienes se jubilen a partir de esa fecha, ligándolas a la expectativa de vida de cada momento».

El texto también hacía un repaso a algunas manifestaciones realizadas por políticos y cargos públicos, incluido Mariano Rajoy al que reprochaban que dijera que «los pensionistas han vivido muy bien hasta ahora». También hubo reproches para «la gran patronal» que plantea que «hay que trabajar hasta los 75 años... y cobrar menos». Un planteamiento que no dudaron en tildar de «barbaridad», al imaginar a un albañil a esa edad en una obra a pie de calle con los 5 º bajo cero que se registraron el miércoles.

Igual de crítico se mostró UGT con la «subida de mierda» del 0,25% aplicada por el Gobierno central a las pensiones. Un porcentaje alejado del IPC, que es el baremo que piden que se aplique a la revalorización de las jubilaciones, y que está «empobreciendo a 9 millones de personas», a las que consideran que se esta «tomando el pelo» y con las que cree que se está actuando de manera «cruel», porque se les «recorta el poder adquisitivo» y se coloca en el umbral de la pobreza a quienes perciben las cuantías más bajas.

Mil millones en copago

«La subida del 0,25% al Gobierno le supone escasamente 313 millones de euros y por copago recauda anualmente unos 1.000». Una situación que el año pasado llevó a que «más de 400.000 pensionistas tuvieran que abandonar sus tratamientos el año pasado», apuntó Miguel Ángel Susierra, de UGT, que en su repaso de la situación no olvidó apuntar que muchas familias, incluidos hijos y nietos, viven gracias a las pensiones de los más mayores.

También recordó que el PP, en los años que lleva en el Gobierno central, «se ha cargado 60.000 millones de la hucha de las pensiones», una pérdida que temen que busque «descapitalizar la Seguridad Social y acabar con las pensiones públicas». Por todo ello volverán a concentrarse el día 15, a las 12.30 horas, pero en la calle La Estación, frente a la Junta de Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos