Año nuevo, con los propósitos de siempre

Los gimnasios tienen más gente en estas fechas, debido a las ganas de ponerse en forma./Abelino Gómez
Los gimnasios tienen más gente en estas fechas, debido a las ganas de ponerse en forma. / Abelino Gómez

Ponerse en forma, dejar de fumar o aprender idiomas son algunos de los objetivos que se plantean en estas primeras fechas, aunque los profesionales advierten de que todo se consigue gracias a la constancia y sin milagros

ÓSCAR CASADO

Con las campanadas del 31 de diciembre y una vez pasadas las fiestas, son muchos los que empiezan el año con ciertos propósitos, por aquello de año nuevo vida nueva. Entre los deseos, hay objetivos como ponerse en forma, ya sea mediante dietas, gracias al ejercicio o con ambas fórmulas. Otros se plantean dejar de fumar y también los hay que deciden dar un vuelta de tuerca más a su formación, tratando de mejorar en algún idioma.

Por este motivo, desde las academias hasta los gimnasios afrontan estos primeros compases del año con la llegada de nuevos clientes, que aparecen convencidos de conseguir su objetivo. En cualquier caso, al otro lado del mostrador viven este momento con cierta cautela, ya que por su parte se intenta lanzar un mensaje claro porque sin esfuerzo y constancia es difícil cumplir los propósitos.

Una de las estrellas del arranque del año es ponerse en forma. Para ello hay personas que acuden en un primer momento al gimnasio y otras que deciden ponerse en manos de profesionales para tratar de controlar la alimentación. Desde el centro de nutrición Me Nutre, su responsable, María Díaz, confiesa que «en esta época del año sí que se nota que hay gente con más motivación y más ganas de empezar».

Una visión similar se tiene desde el gimnasio Sentral +24 donde se detectan esas ganas por quitarse esos kilos de más. En ambos casos tiene mucho que ver la estética, aunque los profesionales de ambos lados aconsejan centrarse en la salud, al margen de conseguir el objetivo de la mejor foto posible para la operación bikini, porque muchos ya piensan en ese momento.

Desde el Sentral explican que con esta intención llegan personas de todo tipo, aunque por su parte se intenta aconsejar para «que no empiecen con tantas ganas, sino que sea algo progresivo». Una premisa en la que tiene mucho que ver el estado de la persona que da el paso para hacer deporte, porque si no es algo que se hacía antes de manera habitual es mejor «empezar poco a poco y no querer hacer más de los que puedas», advierten.

En la parte de la alimentación, Díaz, que es dietista-nutricionista, resalta que hay gente que se ve tentada por dietas en las que se pierde peso de una manera rápida, aunque en ocasiones puede tener consecuencias negativas para el organismo. Por este motivo, resalta que «hacemos hincapié en la importancia de coger hábitos saludables, algo que podemos mantener y no una dieta estricta».

En su caso, al margen de las personas que se acercan por mera estética, también hay personas dan el paso tras los excesos de Navidad. «Hay quien en estas fechas se hace una analítica y los resultados en ocasiones son un poco alarmantes», reconoce Díaz, que añade que no faltan los pacientes que se acercan por la «BBC: bodas, bautizos y comuniones», bromea.

En cualquiera de los dos métodos para bajar peso, se apunta a que muchos dejan los propósitos con la llegada del buen tiempo, aunque si los mensajes que se transmiten por su parte calan, el abandono es menor. «En el momento en el que te engancha el deporte eres asiduo», indican desde el Sentral porque «si vienes un día y luego faltas tres, al final se pierde, pero si eres constante el trabajo funciona».

Mejorar físicamente es una de las estrellas entre las mejores intenciones que tienen que ver con la salud aunque no es la única. Por eso otras de las frases típicas de esta época es la de: dejo de fumar. Una lucha contra una adición en la que en ocasiones se tiene que hacer incluso con asistencia médica. Por este motivo, desde la Administración regional se han establecido una serie de consejos para que los profesionales puedan ayudar a las personas que llamen a su puerta.

En algunas de las guías elaboradas por la consejería se establecen pasos a seguir en el caso de que la decisión se haya tomado de manera voluntaria. En este escenario se plantea al fumador que haga una lista con los motivos que le han llevado a abandonar el tabaco, así como una fecha concreta para dejar de fumar.

Pero además hay una serie de consejos para llegar a esa jornada, en la que dejar el tabaco, en la mejor posición posible para que el propósito se cumpla. En este sentido, se incluye «registrar el consumo de cigarrillo», apuntando cuándo se fuma, pero también para detectar en qué tipo de situaciones de cae en la tentación. Todo para evitar que una pase el día señalado se pueda sufrir una recaída. Al margen de todos los consejos, existe la posibilidad en casos con un grado de dependencia media o alta que se apoye con un tratamiento farmacológico.

Formación

Al margen de lo relacionado con la salud, hay otros propósitos para el año nuevo como por ejemplo aprender o mejorar con los idiomas. Un reto que también se percibe en las academias en estas fechas, donde sienten que «el comienzo del año, al igual que septiembre, se notan las buenas intenciones», confiesa desde INK Lingua, Maite Regaira.

En cuanto a los consejos que dan, se indica que nada se aprende porque sí, hay que trabajar para conseguirlo y esto es lo que se trata de transmitir. Por eso, Regaira advierte que «todo es constancia, seguir los consejos y luego también hay que tener capacidades porque no a todo el mundo de les da igual». Por eso se recomienda tener «calma y que no se precipiten porque al final la formación no es la adecuada». Por otra parte, se resaltan otros puntos en los que se notan los propósitos como la informática, sobre todo «ahora que parece que hay un poquito más de movimiento en el empleo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos