Miranda registra casi 500 delitos en seis meses, con menos tráfico de drogas y hurtos

Miranda registra casi 500 delitos en seis meses, con menos tráfico de drogas y hurtos

La cifra sube solo un 1,4% respecto al año anterior si bien se reducen a la mitad las infracciones penales contra la libertad sexual así como los principales indicadores de criminalidad

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Con una tasa de criminalidad –número de infracciones penales por mil habitantes– del 27%, Miranda es una ciudad «segura» a tenor de las últimas estadísticas del Ministerio del Interior. En el primer semestre del 2017 el número de delitos se ha situado en 494 frente a los 487 del mismo periodo del año anterior. Pese a registrase un aumento de apenas 7 casos, en ese tiempo destaca la reducción del tráfico de drogas (pasando de 5 infracciones en el primer semestre del 2016 a cero en los seis primeros meses de este curso) junto al descenso de hurtos, que bajan el 9,9% (162 frente a 146).

Asimismo sobresale una reducción en un 50% de delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Son algunos de los indicadores que reflejan una «estabilización de la criminalidad» según resaltó ayer el subdelegado del Gobierno en la provincia, Roberto Saiz, durante la visita realizada a la comisaría de la ciudad junto al Jefe Superior de la Policía Nacional de Castilla y León, Jorge Zurita, y el comisario Jefe Provincial de Burgos, José María Calle.

El subdelegado resaltó que la ciudad mantiene una tasa de criminalidad bastante inferior a la media nacional (que está en 43 puntos) así como la media provincial. La cita, donde las autoridades mantuvieron un encuentro con el inspector jefe de la comisaría de Miranda, Eloy Ladrón Palacios, sirvió también como toma de contacto con los agentes que prestan servicio en el municipio a fin de conocer de primera mano las necesidades y su día a día.

En ese sentido se trasladó como principal demanda el incremento de recursos humanos. El responsable del cuerpo en la región explicó que la voluntad del Gobierno es precisamente la de aumentar todas las plantillas policiales a través de la oferta de empleo público con la que se quiere ampliar en 2.800 el número de efectivos que serán distribuidos en todo el territorio nacional. Una subida que también se apreciará en la ciudad una vez se complete todo el proceso ya que transcurrirán 3 años desde que se convoque la oferta hasta que los policías obtengan la titulación.

De hecho «se va a notar» en septiembre del próximo año en cierta medida con los agentes que salgan de prácticas, que aunque no estén oficialmente acreditados «son policías integrales», aseguraron. Dos cursos más adelante se percibirá ese aumento en mayor proporción, agregaron.

Profesionalidad

La ciudad asistió conmocionada la pasada semana al hallazgo en Miranda del cadáver de una mujer asesinada presuntamente a manos de su pareja. Sobre estos hechos, el Jefe Superior del cuerpo en la comunidad quiso destacar que la investigación conducida en su inicio desde la comisaría «se llevó muy bien por un grupo de profesionales y se resolvió inmediatamente».

Zurita elogió la «calidad» de los recursos humanos de la Policía Nacional en Miranda. «Aquí se hace de todo y eso es bueno porque al final contribuye a que todos los compañeros sean un grupo y eso beneficia a los ciudadanos».

En el balance trasladado desde la subdelegación, el descenso de los parámetros de criminalidad se hace visible también en la provincia. En este caso la tasa se ha reducido en un 1,2%, pasando de 5.330 infracciones penales de enero a junio del 2017 frente a las 5.268 que tuvieron lugar durante el idéntico periodo del pasado ejercicio. Destaca especialmente la disminución en las sustracciones de vehículos con una bajada del 39,1% en el citado periodo, pasando de 87 cometidos el último año a los 53 perpetrados en el año en curso. Ya los delitos contra la libertad sexual se reducen un 17,2%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos