Localizan en un camión en Miranda a cinco albaneses que viajaban como polizones

Momento de la intervención policial desarrollada ayer./ E. C.
Momento de la intervención policial desarrollada ayer. / E. C.

El conductor del vehículo, que notó su presencia cuando iba a descargar en Las Californias, cree que esperaban llegar a Inglaterra desde Bilbao

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Confiaban en pisar suelo en Inglaterra, pero se confundieron de camión y terminaron su viaje en Miranda. Hasta aquí llegaron ayer por la mañana cinco ciudadanos albaneses que viajaban como polizones en el remolque de un camión cargado de neumáticos con destino a una empresa ubicada en el polígono Las Californias.

El conductor fue quien se puso en contacto con la policía para informar de que había alguien en el interior de la caja de carga. Un contenedor que había recogido en la tarde del miércoles en el Puerto de Bilbao para emprender viaje a primera hora de la mañana de ayer a la ciudad, donde llegó pasadas las nueve. Pero antes, ya notó que algo no iba bien: el remolque se movía demasiado y «viento no había», lo que le hizo intuir que llevaba compañía. No tuvo ninguna duda porque en quince años al volante de un camión «no es la primera vez, ni la segunda que me he visto en una situación así. Me ha pasado bastantes veces», aseguró a EL CORREO mientras esperaba a que le volvieran a cargar de nuevo el vehículo para retomar el viaje y regresar al puerto vizcaíno.

Esta vez, al parar y bajarse del camión, escuchó ruidos en el interior y comprobó cómo alguien le observaba desde el interior a través de un agujero que había en la lona de la caja del vehículo. Un espacio que se encontraba precintado y que abrió hasta que fueron a su encuentro varias patrullas policiales.

En ese momento, del camión descendieron cinco personas de nacionalidad albanesa –todos ellos varones, y «más mayores de lo que suele ser habitual»– de los que se hicieron cargo los agentes para su identificación, «comprobar la documentación que portan y si están de manera legal o no en territorio español», explicaron fuentes policiales.

También tomaron declaración al conductor siguiendo, según él mismo apuntó, un procedimiento habitual por el que ha pasado varias feches. Si bien, en esta ocasión, hacerlo no le supuso tener que retrasar la salida y saltarse su plan de trabajo, ya que lo pudo hacer mientras esperaba a que de nuevo le cargaran el camión. «Tengo que cumplir un horario para el barco».

Medio de transporte con destino a Inglaterra que tenía claro que querían coger los polizones ya que los jueves es día de salida del ferry con destino a Portsmouth. «Se equivocaron de viaje. Eran una gente diferente. Más mayores y más arreglados». No encajaban en el perfil. «Normalmente suelen contar con un guía que identifica las lonas de los camiones en los que se tienen que meter. Hay una cadena de trabajo muy elaborada», concluyó.

Los asaltos de inmigrantes en el Puerto de Bilbao han pasado de 300 a 3.000 en un año. De ellos, los albaneses suponen el 70%, ya que desde 2010 no necesitan visado para moverse por el espacio Schengen, del que no forma parte Reino Unido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos