La Línea Verde supera las mil interacciones desde que se activó hace poco más de dos años

Los problemas en aceras y calzadas son los principales puntos a la hora de notificar incidencias.
Los problemas en aceras y calzadas son los principales puntos a la hora de notificar incidencias. / Avelino Gómez

El Consistorio recibe quejas, sugerencias o simples consultas de las cuales el 70% ya se han resuelto

ÓSCAR CASADO

Es un canal más de comunicación más que encuentra el ciudadano para ponerse en contacto con el Ayuntamiento. Se trata de la Línea Verde que ya ha superado los dos en años en funcionamiento y se asienta como una vía para relacionarse con la Administración local.

Fue en el mes de junio de 2015 cuando se puso en marcha este sistema, a través del cual ya se han producido 1.136 interacciones. Para el Consistorio, según explica el responsable de la concejalía de Obras y Servicios, Adrián San Emeterio, la herramienta «ofrece un servicio y cumple con su función». De hecho, pese a que en un primer momento los mensajes llegaban en un número mucho mayor, desde el departamento responsable están satisfechos con el uso que se sigue dando a la Línea Verde por parte de los ciudadanos.

Y es que en cualquier caso, las cifras siguen aumentando y como muestra cabe señalar que desde septiembre de 2016 hasta este mes de agosto se han sumado casi 350 nuevos avisos. Entre todos ellos se incluyen quejas, sugerencias o consultas, aunque el verdadero objetivo que se destaca por parte del Consistorio es el de poder avisar de pequeños desperfectos.

En este sentido, la mayoría de las peticiones que llegan tienen que ver con problemas en las aceras y las calzadas. En términos porcentuales, encuadradas dentro de esta categoría han llegado entorno al 20% de las incidencias desde que se puso en marcha. El siguiente grupo por orden de importancia son las anomalías que se han podido encontrar los ciudadanos en cuanto a la limpieza, en concreto en algo más del 14% de los casos.

El siguiente aspecto en el que más se han detenido los usuarios ha sido todo lo relacionado con los parques y jardines, con el 12% de las interacciones registradas. A partir de estas tres primeras categorías, hay otras que se sitúan en el entorno del 10%, como los avisos que han tenido que ver con el alumbrado, las basuras o los posibles desperfectos que se hayan podido detectar en el mobiliario urbano.

Estos son los problemas «más reseñables», explica San Emeterio, pero hasta completar las 1.136 interacciones registradas, se establecen 17 categorías entre las cuales hay otras con una menor incidencia, como pueden ser las relacionadas con las instalaciones deportivas, los semáforos, la retirada de vehículos o las plagas de insectos o roedores que también pueden denunciarse a través de este canal.

Resueltas

De todas ellas el porcentaje de resolución del que se habla por parte de San Emeterio se sitúa en el 70%. Un nivel alto teniendo en cuenta que a través de esta vía han llegado por ejemplo sugerencias que «requieren una inversión importante», algo para lo que no está pensado este servicio por lo que permanecen como pendientes. A este respecto, el concejal señala que el sistema se instauró para solucionar problemas de pequeña envergadura que de otra manera quedarían sin resolverse porque no se localizarían.

El grado de ejecución es similar al que se hacía público hace poco más de un año, ya que según explica San Emeterio, «el número de quejas es ya importante por lo que no varía mucho». En este sentido, además del 70% de las resueltas también hay que añadir aproximadamente un 20% de las que están dentro de las pendientes y el resto están en proceso, tal y como explica el concejal responsable.

Unos datos que invitan a pensar que el sistema ya se ha asentado desde que se pusiera en marcha hace poco más de dos años. Así lo piensa también San Emeterio que asume que la Línea Verde cumple su función, al igual que puede suceder con otros canales, como los que se han abierto por parte de la alcaldesa y del propio Ayuntamiento en las redes sociales, u otros canales más tradicionales como puede ser el teléfono gratuito del 010.

«Es una buena aplicación para llegar a problemas»

El concejal de Obras y Servicios, Adrián San Emeterio, se muestra satisfecho por el uso que se hace de esta herramienta. Una vía de comunicación en la que juegan un papel importante las nuevas tecnologías, porque a través de ellas es como la Línea Verde se muestra como un mecanismo diferente. En este sentido, hay que recordar que el sistema cuenta con una página web en la que el usuario puede comunicar las incidencias o realizar consultas, además de conocer por ejemplo consejos medioambientales. Esto podría encuadrarse en cualquier otro método de comunicación, pero lo que hace distinta a la Línea Verde es la posibilidad de comunicar las quejas a través de una aplicación móvil. Para eso, y con la ayuda de los teléfonos inteligentes, el sistema puede recibir la incidencia y además, gracias al servicio de geolocalización, conocer exactamente donde se ha producido el aviso, acortando de esta manera los tiempos a la hora de solucionar las anomalías detectadas por los usuarios. Un método rápido gracias al cual el usuario puede comprobar si su petición está dentro de las incidencias solucionadas, pendientes o en proceso.

Fotos

Vídeos