La Junta autoriza una partida de 939.682 euros para ayudas del ARU

Una de las zonas a las que ha llegado el plan./ A. GÓMEZ
Una de las zonas a las que ha llegado el plan. / A. GÓMEZ

Junto a 200.000 euros del Ayuntamiento y la aportación de los propietarios, impulsa la quinta convocatoria del plan Ebro-Entrevías

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

El éxito de la primera fase del ARU Ebro-Entrevías llevó al Ayuntamiento a no querer frenar la inercia hasta la aprobación del nuevo Plan Estatal de Vivienda, necesario para activar la segunda parte del proyecto. Una postura en la que encontró el respaldo de la Junta para adelantar parte de las cuantías destinadas a la reparación de casas en este momento pendiente de formalizar administrativamente por el Ejecutivo central. «Lo solicitamos como un anticipo de la segunda fase, para garantizarnos la implicación de la administración regional de cara a la rehabilitación del cupo total de las 345 de esta etapa», explicó la concejala de Urbanismo, Noelia Manrique

Un compromiso que la administración regional materializó ayer oficialmente en Consejo de Gobierno con la concesión de 939.682 euros destinados a cofinanciar – junto al Consistorio, que aportará 200.000, y a los propietarios de las casas, que deberán costear el 34,66% de las obras– la reforma de hasta 76 viviendas. El cupo máximo establecido para la quinta convocatoria del programa y que recibió hasta 131 peticiones (un 42% más del total fijado) que ahora se están valorando dentro de una segunda fase que prevé llegar a 345 pisos y que se prolongará hasta 2021.

El proyecto global de este ARU incluye la rehabilitación de 460 viviendas, con un presupuesto previsto de 12,4 millones de euros, de los que 3,2 ya están ejecutados en la primera fase, en la que se rehabilitaron 114 viviendas, terminadas en 2017.

Esos trabajos atendieron fundamentalmente mejoras de la calidad y la sostenibilidad, con tratamiento de fachadas, cubiertas, aislamientos térmicos, reformas en las instalaciones comunes como la electricidad y el gas natural, además de proceder a obras de conservación para solventar deficiencias estructurales, como grietas o fisuras, detectadas en las inspecciones técnicas de los edificios. La accesibilidad fue otro de los aspectos que se mejoró, con la eliminación de escalones de acceso e incluso instalación de ascensores donde fue posible.

En este caso, en la quinta convocatoria, la horquilla de la inversión por vivienda oscila entre «25.540 y 3.334 euros. La media por piso es de 12.472». Un dinero del que podrían beneficiarse dos edificios protegidos y seis a los que se les había solicitado con anterioridad la realización de alguna intervención. Forman parte de los 131 que presentaron su solicitud al anticipo de la segunda fase, bloques que tienen entre 4 y 15 pisos.

Los fondos para las obras de rehabilitación se inscriben en el marco del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que refuerza la cooperación y coordinación interadministrativa y fomenta la corresponsabilidad en la financiación y en la gestión en esta materia, cuya competencia exclusiva es de las administraciones autonómicas y locales, y uno de cuyos grandes objetivos es fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural.

El Área de Regeneración Urbana Ebro-Entrevías está constituida por una zona triangular delimitada por el río Ebro al Oeste, el ferrocarril Madrid-Irún al norte y Ronda del Ferrocarril al sureste, de la que se excluyen los inmuebles pertenecientes al Área de Rehabilitación del Centro Histórico (ARCH), ya finalizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos