El índice de ocupación del Santiago Apóstol en 2016 fue del 71% con más de 27.000 estancias

El centro recupera poco a poco su actividad habitual tras los meses de verano./Avelino Gómez
El centro recupera poco a poco su actividad habitual tras los meses de verano. / Avelino Gómez

El porcentaje se queda por debajo de la media regional, aunque el centro registró la tasa de rotación más elevada

ÓSCAR CASADO

El Santiago Apóstol es uno de los centros con menor capacidad de la región. De hecho, según refleja el informe de Actividad Asistencial en Atención Primaria y Especializada, elaborado por la Consejería de Sanidad, el hospital comarcal atendía a fecha de 1 de diciembre de 2016 a una población con Tarjeta Sanitaria Individual (TSI) de 42.669 personas, siendo la cifra más baja de todos los complejos asistenciales u hospitales de toda la región. El siguiente en la lista, formada por catorce, es el de Aranda, con más de 51.000 TSI, y el de Medina del Campo, en Valladolid, donde se superan las 54.000.

Otro dato que refleja la magnitud del centro de la ciudad es el promedio de camas con el que se contó en el 2016, que fue de 105 . Una barrera que tan solo es superior a la que se registró en otro punto de la comunidad, como es el de Medina del Campo, que contó con 102. En el de Aranda por ejemplo se quedaron en las 110. Por contra, los lugares de la región que más disponibilidad tuvieron en 2016 fueron los Centros Asistenciales Universitarios de León, con casi 900, y el de Salamanca, con 801.

Una cantidad de camas que en el caso del Santiago Apóstol casi se calcó respecto a lo que registró en 2015, cuando el informe señaló que fueron 106 de promedio, por lo que tan solo se redujo en una. Lo que sí que subió en el ejercicio pasado respecto al anterior fue el índice de ocupación. Un porcentaje que se quedó en 2016 en el 71,3%, frente al 70,4 del 2015.

No obstante, en los dos periodos, la utilización del centro comarcal fue inferior al que se registró de media en los catorce que se reparten por Castilla y León. En el 2016, el promedio se quedó por encima de los dos puntos, del índice apuntado en Miranda. En concreto, en el 73,6%.

Pese a que es uno de los espacios con menor capacidad, el Santiago Apóstol no es el que cerró el año con un menor índice de ocupación. En ese puesto está el Complejo Asistencial Universitario de Palencia con un 64,02%. Tras él se situó el Centro Asistencial de Segovia, con el algo más del 65%. Tercero por la cola se colocó uno de los más grandes de la región como es el Universitario de Valladolid, que contó en 2016 con 669 camas y tuvo un grado de ocupación del 68,9%. Cerca de las cifras del centro de la ciudad, aunque por debajo, se quedan también el Centro Asistencial de Soria o el Hospital de Medina del Campo con un 70,7 y un 70,4% respectivamente.

Más allá de las cifras porcentuales, en el informe también se refleja el número de estancias de cada uno de los complejos. En este sentido, en lo que respecta al Santiago Apóstol, se superaron las 27.000 estancias. En concreto fueron en 2016 fueron 27.434, lo que supone un ligero incremento, de tan solo 187, respecto a las cifras que se registraron en el 2015.

Teniendo en cuenta este baremo, tan solo uno de los puntos de Castilla y León, registró una cifra menor. Fue la que se registró en Medina del Campo donde su centro se quedó en los 26.398. En total, con la suma de todos los espacios hospitalarios, se superó el millón y medio de estancias.

El más alto

Donde sí que destaca el Hospital Santiago Apóstol es en el índice de rotación. Una categoría que mide el promedio de ingresos por cama en funcionamiento. Una cifra de referencia que según el informe tuvo en 2016 un repunte global de algo más de dos puntos, hasta quedarse en el 39,77%.

Una subida en la que tiene algo que ver el grado de rotación que se registró en hospital de Miranda, que se situó como el más alto de la región con el 51%. No obstante, si en la comunidad la tendencia fue de subida, en el caso del centro de la ciudad fue al contrario, ya que en el 2015 llegaba al 52,59%.

En cualquier caso, las cifras en ambos ejercicios muestran que el hospital comarcal es el que registra el mayor nivel en este sentido. De hecho, el siguiente en la lista es el de Aranda y se quedó en el 48,2% o el Centro Asistencial de Zamora con el 41,7%. Por contra, el que se estableció un menor promedio de ingresos por cama es el de Soria con el 29,65 o el Universitario de Valladolid con 36,2%.

Otro de los datos en los cuales el Santiago Apóstol salió destacado es en la estancia media de los pacientes ingresados. En Castilla y León el informe muestra una media de 6,78 días, aunque el promedio de un enfermo en el Santiago Apóstol en el 2016 fue de es de poco más de cinco días. Un tiempo del que se quedaron cerca otros centros de características similares como el de Aranda o Medina del Campo. En el lado contrario se sitúa el centro asistencial de Ávila donde de media los pacientes que permanecieron ingresados en el 2016 superaron las siete jornadas.

Fotos

Vídeos