Iberdrola ampliará la subestación de Bayas para mejorar el suministro a 27.000 clientes

Imagen actual de la subestación eléctrica del polígono de Bayas./ AVELINO GÓMEZ
Imagen actual de la subestación eléctrica del polígono de Bayas. / AVELINO GÓMEZ

Las obras comenzarán en junio y van a contar con una inversión de 3,5 millones de euros que financiarán la empresa y ADE Parques

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Con el objetivo de aumentar la seguridad e incrementar las garantías del suministro eléctrico que Iberdrola presta a la ciudad y su entorno desde la subestación del polígono de Bayas, la empresa ha decidido reformar y ampliar la instalación. El proyecto, que comenzará en junio y se prolongarán durante 9 meses, busca mejorar el abastecimiento energético de más de 27.000 clientes de la compañía tanto en la ciudad como en 21 municipios de la provincia, de los que forman parte Ameyugo, Bugedo, Ircio, Orón y Pancorbo; y en otros 20 de Álava, entre los que se encuentran Berantevilla, Molinilla, Rivabellosa, Salcedo y Zambrana.

La ampliación de la subestación supondrá una inversión que rondará los 3,5 millones de euros que va a estar financiada conjuntamente por ADE Parques e Iberdrola. Ese presupuesto permitirá la instalación de un nuevo transformador de 220/30 kV de 60 megavoltios amperios (MVA) de potencia, que estará conectado al nuevo sistema compacto de 30 kilovoltios.

Además, para minimizar el impacto ambiental de la infraestructura, se sustituirá el actual sistema de 30 kilovoltios a la intemperie por un nuevo compacto con aislamiento en hexafluoruro de azufre, provisto de 3 módulos de los que partirán 16 líneas de distribución que alimentarán los diferentes suministros eléctricos de la zona.

Las nuevas posiciones y los equipos de protección, control y comunicación estarán ubicados en edificios. También se renovarán los elementos de puesta a tierra de los transformadores 30/13 kV y se instalarán nuevos transformadores de servicios auxiliares.

La instalación cuenta con un método de control integrado que permite que la subestación sea supervisada, controlada y operada por telecontrol desde el Centro de Operación de Distribución (COD) que Iberdrola tiene en Valladolid. Este sistema, según Iberdrola, es uno de los más avanzados del mundo y permite ofrecer las más altas prestaciones con la máxima seguridad.

Uno de los retos de la empresa, como principal distribuidora de energía en la provincia, es «mantener y mejorar las redes eléctricas existentes y planificar nuevas infraestructuras con el fin de atender el crecimiento de la demanda».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos