La hostelería sustituye la semana del pincho de otoño por las jornadas de caza y setas

Un total de 25 establecimientos se suman a esta propuesta que se desarrollará del día 31 al 5 de noviembre

CRISTINA ORTIZ

Se mantiene el formato, el del pequeño bocado muy elaborado para degustar en la barra de un bar, pero pensando en ofrecer algo nuevo a los consumidores, los hosteleros mirandeses han decidido sustituir la semana del pincho de otoño por unas jornadas de setas y caza, que se realizarán la próxima semana, del 31 al 5 de noviembre. Seis días en los que se quiere aprovechar la presencia de un festivo entre semana para llegar a un mayor número de clientes, ya sean locales o foráneos con propuestas que pueden ser muy variadas ya que esos ingredientes dan para muchas variaciones. Se pueden hacer muchas interpretaciones con setas y cazas.

«Hemos optado por hacer algo más temático. Después de tantos años con dos convocatorias iguales cada ejercicio creemos que la gente podía estar un poco saturada, así que hemos cambiado un poco la idea», explicó Rubén Sáiz, encargado de coordinar la actividad.

Y teniendo en cuenta la época del año en la que estamos han creído que elegir recetas hechas a base de setas o caza puede ser una buena idea para captar la atención de los consumidores. «Es una experiencia piloto. En función de cómo resulte veremos si tenemos que volver a la tradicional semana del pincho o nos decantamos por la nueva fórmula, organizando unas jornadas del sushi, de las croquetas...», detalló.

Pero esta no es la única novedad que se ha querido imprimir a la convocatoria otoñal. Una de las que puede resultar más llamativas es que no se va a tratar de un concurso, no habrá ni jurado, ni votación popular ni premios de oro, plata o bronce. «Para esta primera edición hemos decidido hacerlo así, cuando la propuesta esté un poco más rodada lo haremos. Ésta es una edición un poco más ligera. Nos hemos querido centrar en trabajar bien el contenido, dando una buena imagen y manteniendo la calidad de los pinchos», avanzó.

La idea ha convencido a 25 establecimientos de hostelería de la ciudad, que son los que se han animado a participar en la nueva cita, entre los que hay dos nuevos. Todas sus propuestas se podrán degustar a partir del martes, ya que en esta ocasión se ha optado por no incluir el lunes en la iniciativa, un día que no suele funcionar todo lo bien que entienden que debería hacerlo. «Para ellos suele ser una jornada bastante inactiva, en la que aprovechaban para empezar a rodar. En esta ocasión hemos optado por un formato más comprimido», explicó.

Lo que sí han hecho es mantener el precio y la fórmula. Se pagarán dos euros por el pincho y la bebida se pedirá aparte, cada uno lo que quiera. Es la dinámica que se ha impuesto en muchos sitios y han decidido hacerla suya.

Fotos

Vídeos