Hernando reclamará a Fomento que la estación de Miranda «no se quede fuera» de la Alta Velocidad

La regidora exige que la Alta Velocidad tenga «entrada y parada estables» en la estación de ferrocarril de la ciudad./ AVELINO GÓMEZ
La regidora exige que la Alta Velocidad tenga «entrada y parada estables» en la estación de ferrocarril de la ciudad. / AVELINO GÓMEZ

Pide que se aclare la posición de la ciudad, declarada municipio afectado en el estudio anterior y para la que ahora se proyecta un baipás con tercer carril

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRAMiranda de Ebro

La variante que rodeará Miranda junto con un tercer carril con acceso a la estación dentro de la línea de Alta Velocidad avanzada esta semana desde Fomento implica «importantes alteraciones» con respecto al estudio de 2015, donde la ciudad figuraba como municipio afectado. Pero con el nuevo planteamiento no queda claro en qué condiciones recalará el AVE en el municipio.

Por este motivo, la alcaldesa, Aitana Hernando, ha remitido una carta al ministro Íñigo de la Serna donde le reclama una reunión urgente a fin de que «aclare con brevedad y una mayor concreción» los términos del nuevo proyecto así como para «exigir» al Ministerio que «en ningún caso Miranda y su estación de ferrocarril queden fuera de la Alta Velocidad».

En la comunicación, aprobada en Junta de Gobierno Local a propuesta de Alcaldía, igualmente se reitera, tal y como se trasladó desde el PSOE en la fecha en la que se dio a conocer la primera fase del nuevo estudio informativo, que el AVE «tenga entrada y parada estable en la ciudad».

En el 2015, según evocó Hernando, se trasladó al Ayuntamiento un estudio informativo sobre la Alta Velocidad con un trámite de audiencia como municipio afectado, y desde el Consistorio se redactó y remitió un informe técnico con las consideraciones que se entendían necesarias para poder mejorar ese documento en lo que a la ciudad respecta. «Por tanto está claro que éramos un municipio afectado por la Alta Velocidad», remarcó.

Posteriormente, recordó la regidora, el Ayuntamiento solicitó a Adif que no se derribara el edificio de Lamparería y el antiguo edificio de viajeros, que había sido rehabilitado en parte en su momento para museo del ferrocarril. Entonces, por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias se contestó que aquel inmueble se encontraba a la espera de las inversiones para la llegada de la Alta Velocidad, y por tanto no se podía disponer de él.

Con el esquema de vías entonces previsto, esa construcción pasaría a ser el vestíbulo de la estación de Alta Velocidad. Los espacios necesarios para la nueva estación serían superiores a los disponibles en dicho edificio, por lo que probablemente sería necesaria una ampliación. Se trata de la contestación remitida desde Adif el 18 de enero de 2016, con la que «se seguía en la línea de que Miranda tendría estación para el AVE».

Sin notificación

Sin embargo, «ahora nos encontramos con que el ministro hace unas declaraciones en las que parece que se cambia el proyecto sin haberse comunicado nada a un municipio que es afectado porque así lo había considerado el propio Ministerio, y porque se nos había dado un trámite de audiencia para que hiciéramos las consideraciones oportunas. Y esto sin hablar con el Ayuntamiento de Miranda», reprochó Hernando, tachando lo ocurrido de «vergonzoso».

«Esto se habla a nivel institucional y a nivel de administraciones públicas, también con las que están gobernadas por el PSOE, y se nos dice si va a haber un cambio de proyecto y en qué consiste». Como eso «no se ha producido», se ha solicitado un encuentro «urgente».

Una reunión donde se pedirán explicaciones a De la Serna sobre unas declaraciones de las que se desprende la habilitación de una variante en Miranda para la Alta Velocidad y un tercer carril para trenes de ancho estándar que plantea como posibilidad que algunos de los AVE hagan parada en la ciudad antes de continuar hacia Vitoria.

A través del baipás previsto para Miranda, en base a lo trasladado por el Ministerio, las circulaciones directas evitarían un tramo de velocidad máxima de 90 kilómetros por hora pudiendo mantener la marcha del resto del trazado.

«No se dice a qué se refiere con ‘algunos’, en qué condiciones, cómo se va a desarrollar». «Son declaraciones ambiguas, confusas, inquietantes, nos preocupan y desde luego son poquísimo concretas. No dejan clara la posición en la que queda nuestra ciudad, tantos años reclamada en el trayecto de la Alta Velocidad», concluyó la alcaldesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos