La guardería de Bayas podrá abrir este curso con capacidad para 61 alumnos

El equipamiento municipal ubicado en Bayas. /AVELINO GÓMEZ
El equipamiento municipal ubicado en Bayas. / AVELINO GÓMEZ

El Ayuntamiento aprueba el pliego para contratar la gestión y explotación de la escuela infantil, que tendrá precios y horarios similares a la de Anduva

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Tras años de espera, la escuela infantil ubicada en el polígono de Bayas está cada vez más cerca de su apertura. El Ayuntamiento ya ha aprobado el pliego de cláusulas económico-administrativas y de prescripciones técnicas por las que se regirá la contratación del servicio de gestión y explotación, el cual se enviará a publicación en el Boletín Oficial de la Provincia durante 30 días naturales contados desde el siguiente a su publicación. Con una capacidad para un total de 61 alumnos (divididos en una unidad de ocho niños de hasta 1 año de edad, otra de 13 niños de uno a dos años, y otras dos de 40 niños de dos a tres años), la guardería funcionará con unos criterios similares a la otra de titularidad municipal, la de Anduva, según señalaron ayer desde el equipo de gobierno, que trasladó que el equipamiento podrá ponerse en marcha este curso, aunque ya esté empezado.

Para adjudicar la gestión, el tipo licitatorio versará única y exclusivamente sobre la tarifa denominada Asistencia con horario general (se fija en 245 euros por alumno y mes la cuantía que percibirá la empresa por este concepto), otorgando la puntuación más alta a la mejor proposición económica. En el pliego se especifica que el licitador deberá ofrecer precio a la baja exclusivamente sobre dicha tarifa, mientras que el resto (servicios de desayunos, comidas, etc) permanecerán invariables a lo largo del contrato. Asimismo se valorará el proyecto educativo dirigido a la guardería.

Las tarifas están basadas en el estudio de viabilidad que encargó el Consistorio y son también parecidas, «como no podía ser de otra manera», a las de Anduva. En algunas se mantienen, como en el servicio de desayuno, merienda y el comedor por día individual. El precio público para los usuarios, según recoge el pliego, se establecerá en la correspondiente ordenanza reguladora.

Respecto al plazo contractual, será de dos cursos escolares contados desde el pasado 1 de septiembre o aquel que se señale en el documento de formalización del contrato, y en todo caso finalizará el 31 de julio de 2019, con posibilidad de una prórroga de otros dos cursos más. Con el mismo horario que la guardería de Anduva (el general va de 9.30 a 13.00 y de 15.00 a 17.00), el centro de Bayas también contará con el servicio ‘Pequeños madrugadores’, de 7.30 a 9.30 horas.

8 trabajadores

El personal docente se establece en 8 personas, integrado por un maestro especialista en Educación Infantil y cuatro Técnicos Superiores en Educación Infantil, todos a jornada completa, así como un auxiliar, un operario de limpieza y un cocinero si no se opta por el servicio de catering. El servicio de desayunos o comidas es voluntario y los niños podrán hacer uso de él conjuntamente durante todo el curso escolar o en días individuales. Además, la empresa adjudicataria deberá realizar menús especiales en el caso de que alguno de los alumnos tenga algún tipo de alergia alimentaria.

Aparte, serán por cuenta del adjudicatario los gastos e impuestos derivados de la prestación del servicio y la utilización del inmueble municipal, donde se incluyen luz, agua, calefacción, mantenimiento y seguro del contenido, entre otros. Entre las obligaciones del concesionario figura suscribir una póliza de responsabilidad civil de 650.000 euros.

En cuanto a las instalaciones, que están equipadas y amuebladas (cuentan con mesas, sillas, estanterías, camas, puzzles de suelo, ropa de cama), falta sobre todo el pequeño mobiliario y material didáctico y lúdico, el cual también correrá a cargo del adjudicatario, al igual que en la otra escuela municipal. Una vez extinguida la concesión, todo el material aportado por el gestor revertirá a favor del Ayuntamiento.

Tras aprobar el pliego, queda esperar a que se complete el proceso hasta que esté resuelta la adjudicación. En este sentido, desde el Consistorio trasladaron que «esperamos que haya licitadores y se pueda prestar este servicio», ya que cuando se empezó con el proyecto «es porque se consideraba necesario». Al respecto del plazo en que podría abrir sus puertas la escuela infantil, la concejala de Educación, Montserrat Cantera, señaló que «si hay demanda» y la concesionaria puede empezar a gestionar el centro este mismo curso «no habría ningún problema en que comiencen, aunque sea en octubre».

Fotos

Vídeos