Todos los grupos de la oposición recelan del nivel de compromiso del equipo de Gobierno

Momento de la última sesión plenaria en el Ayuntamiento. /Avelino Gómez
Momento de la última sesión plenaria en el Ayuntamiento. / Avelino Gómez

I U, Miranda Puede y Ganemos esperan que se les llame para analizar y valorar sus propuestas pero desconfían sobre su aceptación

MARÍA ÁNGELES CRESPO

De la entrada en vigor del presupuesto municipal depende el normal desarrollo de las actividades en cualquier ciudad, y es en los primeros días de cada uno de los ejercicios cuando llega el momento de que los partidos con representación municipal hagan sus propuestas. Al equipo de Gobierno es al que le toca elaborar el documento en el que se reflejan de modo detallado todos los capítulos, y son los grupos de la oposición los que conocida la propuesta apuntan las que son sus enmiendas.

Hace escasas fechas fue el PP quien explicó el por qué de su negativa a dar por bueno el proyecto inicial presentado por el PSOE. Y ya se ha conocido también la opinión de la alcaldesa sobre el documento entregado por el principal partido de la oposición. Todo indica que es inviable que pueda llegarse al más mínimo acuerdo entre los dos partidos con mayor número de ediles en la corporación.

Por lo que respecta a las otras tres formaciones que representan a los mirandeses en el Consistorio la situación ahora mismo tampoco hace pensar que haya apoyo por su parte, aunque los portavoces han coincidido a la hora de apuntar que antes de expresar su opinión sobre el voto que emitirán cuando se celebre el pleno específico de los presupuestos quieren ver el grado de receptividad de los socialistas a sus propuestas concretas.

Desde Ganemos dice José Ignacio Redondo que «acudiremos a la reunión sin líneas rojas, no hay límites, pero todo depende de la voluntad que expresen». Eso sí, argumenta también que «la experiencia nos dice que hasta el momento no han demostrado ser fiables; no han respetado los acuerdos, y tenemos muy claro que los caramelos son para los críos».

Esta formación insistirá en que se presupueste una recuperación integral del Ebro, y «partidas para infraestructuras que hagan de Miranda una ciudad atractiva, así como que haya dinero para la rehabilitación de viviendas». Estas son tres de las veinticinco propuestas de las que Ganemos quiere hablar.

Olvidar la piscina cubierta

Del proyecto estrella de la nueva piscina cubierta dice Redondo que «hay que olvidarse, no es el momento». Y en esto coincide el portavoz de Izquiera Unida, Guillermo Ubieto.

«Entendemos que hay que paralizar ese proyecto y meterse de lleno en un plan de revitalización del polideportivo». Esa es una de las propuestas que quiere que se incluya en el presupuesto de 2018.

Además, desde IU, que también critica que «son muchas las cosas que se acuerdan y no cumple el equipo de Gobierno», por lo que abunda Ubieto en que «viendo la trayectoria de estos últimos años es difícil pensar en que se pueda llegar a un entendimiento, parece difícil que, por su parte haya un apoyo de nuestras propuestas».

Su grupo volverá a incluir entre sus peticiones que se contemplen los presupuestos participativos, que se invierta en política juvenil, se construya un albergue para mujeres transeúntes y se lleve a cabo una política efectiva para la recuperación del Ebro.

Son muchas más las enmiendas que ha presentado y sobre las que se discutirá en la reunión con el equipo de Gobierno cuando el encuentro se produzca.

Lógicamente para todos los grupos la iniciativas que ellos llevan en cartera son prioritarias y es difícil establecer cuáles quieren que se incluyan sí o sí en el presupuesto municipal ya que ellos no dejarían fuera ninguna en el que ellos presentarían para su aprobación.

Por lo que respecta a Miranda Puede, Esperanza Muñoz entiende que al ser el de este año el último presupuesto que se desarrollará durante un año completo antes de que lleguen las próximas elecciones municipales «las cosas van a ser algo más complicadas porque se tendrán que reflejar propuestas que se terminen en ese tiempo, no se podrán dejar cosas para ejecutar en el siguiente ejercicio».

Dice también Muñoz que en su grupo han constatado que algunas de las promesas que recibieron con anterioridad no se han cumplido.

Apunta que entienden que «a veces es complicado concretar lo que se pacta», dice que cuando su grupo se reúna con el equipo de Gobierno para ver si podrían apoyar las cuentas municipales, incidirán en que «vamos a forzar a que se concreten todas las propuestas que ya hemos hecho, Este año tiene que hacerse el centro para jóvenes de más de 17 años, hay que incrementar la partida para potenciar la industrialización y hay que terminar con los temas de memoria histórica, entre otras cosas».

Visto lo visto al equipo de Gobierno le queda trabajo por delante para conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante el presupuesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos