Giafys ejecutará su gimnasio en una sola fase aunque necesita unos 130.000 euros más

Inmueble que albergará la instalación de Giafys./ AVELINO GÓMEZ
Inmueble que albergará la instalación de Giafys. / AVELINO GÓMEZ

El colectivo confía en empezar las obras del centro terapéutico, presupuestadas en 340.000 euros, entre diciembre y enero

CRISTINA ORTIZ

Aún no cuentan con el dinero necesario para asumir el cien por cien del presupuesto de su gimnasio terapéutico, pero Giafys ha decidido acometer la obra completa de una sola vez, y no por fases, una vez que arranquen los trabajos, algo que está previsto que pase entre diciembre y enero de 2018. De momento, el colectivo ya ha obtenido del Ayuntamiento la licencia ambiental provisional, tal y como se publicó la pasada semana en el Boletín Oficial de Burgos; una autorización que se convertirá en definitiva el 5 de diciembre, transcurridos los 20 días de exposición pública, si no se formulan alegaciones.

A partir de esa fecha, una vez que tengan el permiso de obras, miembros del Grupo de Investigación en Actividad Física y Salud se reunirán con los gremios a los que se les van a encargar las distintas partes de realización de tareas para definir una fecha de inicio y un plazo de ejecución de los trabajos. «En principio, hemos decidido hacerlo todo pero si a medida que se lleva a cabo la obra vemos que tenemos limitación presupuestaria, recortaremos su amplitud. Pero inicialmente vamos a luchar por realizarlo de una vez», explicó Fernando Herrero, presidente del colectivo.

En los dos últimos meses han sumado unos 7.000 euros, pero todavía necesitan unos 137.000 más para llegar a una inversión total fijada en 340.000 euros (IVAincluido) para transformar una lonja municipal diáfana de 733 metros cuadrados, con 669 útiles, situada entre las calles Santa Teresa y La Nogala, en Las Matillas. Tienen casi el 61% del dinero necesario y, por delante, el reto de conseguir el otro 39%.

«Estamos luchando por aportaciones a través de empresas, acciones solidarias que se organizan a nuestro favor o el incremento del número de socios», valoró. De hecho, en ese capítulo, el colectivo se ha marcado como objetivo más o menos inmediato tratar de duplicar el número de personas inscritas en la entidad. Y quieren hacerlo implicando a quienes ya colaboran con Giafys. El proyecto se define como ‘socio por socio’, lo que implica que el reto a conseguir es que cada uno de los integrantes del grupo consiga atraer a alguien de su entorno. Los algo más de 300 miembros que tiene ahora el colectivo se quiere que superen los 600.

Fundación

De manera paralela, están enviando dossiers con su proyecto a empresas de la ciudad y del entorno, a las que también acuden en persona para explicar en qué consiste la idea y resolver las posibles dudas que puedan surgir. Dentro de esta campaña han llegado a contactar incluso con la Fundación Real Madrid, a quien enviaron su propuesta en verano y con quien siguen en contacto.

«Estamos intentando ampliar la disponibilidad de dinero por todas las vías». Y, sin duda, en este proceso de sumar aportaciones Herrero reconoce que ha sido «fundamental» la conversión de la asociación en fundación en junio de 2015. «Los beneficios fiscales que tienen las personas físicas y jurídicas hacen que sean más proclives a colaborar». Hay que tener en cuenta que los ciudadanos que quieran dar dinero a título individual pueden desgravarse hasta el 75% de los primeros 150 euros.

Aunque no tienen todo lo necesario tampoco podían esperar más. El acuerdo firmado con el Ayuntamiento para la cesión de la lonja municipal, establecía este mes como tope para empezar el proyecto y, aunque han exprimido el plazo al máximo para tratar de conseguir todos los recursos necesarios, aún les hacen falta más. De momento, tampoco tienen cerrado un plazo de ejecución para la obra. Su objetivo pasa porque se pueda completar en 2018 para poder abrir ese año las puertas de la instalación a los usuarios de distintos colectivos mirandeses.

Precisamente esa es la parte del trabajo que tienen pendiente: ponerse en contacto con otros colectivos de enfermos para explicarles qué van a encontrar en el gimnasio, cómo se van a poder beneficiar de la instalación ... «De momento no hemos contactado formalmente con ninguna asociación. Lo haremos cuando tengamos algo más clara la apertura», valoró.

En la instalación se prevé habilitar una zona de gimnasio de 424 metros, de los que 209 los ocupará la sala de musculación. Habrá dos áreas para actividad cardiovascular de 40 y 33 metros y una de estiramientos y relajación de 24. Además contará con dos salas de usos múltiples de 56 y 60 metros en las que enfermos y discapacitados podrán hacer aeróbic, zumba, bailes, pilates, chikung, yoga...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos