FAE facilitará el traspaso de empresas para evitar su cierre y mantener empleos

José Ángel Martínez, Fernando López Iglesias, Miguel Ángel Adrián y Nuria Navarro, en la presentación de ayer./ AVELINO GÓMEZ
José Ángel Martínez, Fernando López Iglesias, Miguel Ángel Adrián y Nuria Navarro, en la presentación de ayer. / AVELINO GÓMEZ

La entidad activa en Miranda su Oficina de Transferencia de Negocios que pondrá en contacto a empresarios que por falta de relevo o jubilación cesen en su actividad con interesados en adquirirla

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Posibilitar la supervivencia de negocios, facilitar su relevo y mantener los puestos de trabajo así como la propia actividad. Esos son los objetivos que se perseguirán a través la Oficina de Transferencia de Negocios que FAE pone en marcha en Miranda. Un proyecto que la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos inició hace seis años, en el 2011, cuando como consecuencia de la crisis económica se advirtió del cese de un número importante de firmas no por falta de viabilidad sino por ausencia de relevo generacional. Primero se estableció en la capital, con el fin de reactivar la actividad empresarial en el entorno de la zona del centro histórico, y tras comprobar el éxito del servicio, el área de interés se extendió a toda la ciudad, y unos años después a Aranda.

Ahora, la entidad apuesta por ofertar también en Miranda esta oficina con la que «confiamos conseguir que ningún negocio con posibilidades eche definitivamente el cierre», recalcó ayer Nuria Navarro, presidenta de FAE en la ciudad. Según detalló, desde que comenzó esta iniciativa seis cursos atrás hasta septiembre del presente ejercicio, la oficina ha atendido globalmente a 409 empresas en situación de traspaso, de las que se han conseguido traspasar 238, y continúan en proceso de gestión otras 59, mientras que las 112 restantes no han logrado transferirse por diferentes motivos. Estos números, en su conjunto, suponen un porcentaje de éxito del 58,2%, «una importante cifra», destacó la responsable. 

Si bien en síntesis el servicio consiste en poner en contacto a empresarios que quieren transmitir su actividad con emprendedores que puedan estar interesados en adquirirla, «intentamos ser mucho más proactivos y dar mucho más apoyo a ambas partes», explicó José Ángel Martínez, responsable del servicio en Burgos y quien atenderá a los interesados en Miranda. Resaltó que «el fin último de la oficina es que los puestos de trabajo de estos negocios no se pierdan». El proyecto, en los 4 años que lleva funcionando, persigue en principio que no desaparezcan empresas que, sean del sector que sean (servicios, industria, etc), «sean viables, eso es importante para nosotros», puntualizó.

Funcionamiento

¿Qué deben hacer los interesados en un traspaso? Basta con acceder a la web de FAE, donde en la sección dedicada a este servicio hallarán formularios –tanto para transmitir como para adquirir– que se envían por correo electrónico además de concertar una cita. «Cuando alguien tiene interés en transmitir, intentamos conocer las causas por las que quiere dejar el negocio y planteamos siempre como alternativa el que pueda entrar un nuevo accionista, bien como inversor o como trabajador», profundizó Martínez. «Lo que hacemos es intentar valorar el negocio si así nos lo piden». Se estudian además los resultados de cada empresa, balances... A partir de ahí, se publica en la página y a cualquier solicitante se le amplía la información. Se procura en la mayor parte de casos que la primera entrevista sea a través de FAE, donde la entidad ejerce de moderador. También se establece un acuerdo de confidencialidad para salvaguardar la privacidad de cualquier dato sobre la empresa. Después prosiguen los contactos hasta lograr un posible acuerdo entre comprador y vendedor.

Asimismo, se solicita a quien vaya a traspasar su negocio que esté dispuesto durante un tiempo a darle al comprador la asesoría por ejemplo de tipo comercial de cara a clientes, proveedores, etc, hasta que el nuevo negocio está en marcha. Todo el servicio es gratuito y se da la posibilidad, durante los primeros meses, de «echar una mano» en el seguimiento desde el punto de vista financiero. «Corregir, dar alternativas para mejorar».

«Intentamos facilitar que haya nuevos empresarios, porque cada vez es mucho más complicado trabajar por cuenta ajena», resumió el responsable. La iniciativa cuenta con el respaldo del Ayuntamiento, desde donde el concejal de Promoción Económica, Miguel Ángel Adrián, aplaudió el proyecto subrayando que «es fundamental el mantenimiento de la estructura económica con empresas, pequeñas empresas, autónomos o micropymes que tenemos en la ciudad, y que se les pueda facilitar esta plataforma para intentar mantener no solo puestos de trabajo sino la propia empresa».

Fotos

Vídeos