Desarticulada una banda que robaba a turistas que paraban en las áreas de descanso de la AP-1

Vehículo intervenido utilizado por los detenidos. / G. C.

Han sido detenidos dos hombres de 37 y 46 años a los que se considera autores de 29 hurtos y un robo con fuerza

C. ORTIZ

Dos personas de 37 y 46 años e iniciales M.E.J. e Y.L. han sido detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de 29 delitos de hurto y uno delito de robo con fuerza, todos cometidos en el interior de vehículos estacionados en áreas de servicio y descanso de la AP-1. Además, de manera adicional, se les imputa un delito de pertenencia a grupo criminal.

Una resolución que se ha llevado a cabo después de medio año de investigaciones para dar con un grupo que operaba en áreas de descanso y estaciones de servicio anexas a la AP-1, tras detectar una proliferación de robos y hurtos en el interior de vehículos, cuando los ocupantes paraban para descansar o comer durante el viaje.

Si bien este tipo de acciones delictivas, tal y como se apunta desde la Benemérita, suelen incrementarse en periodos vacacionales y durante la época estival al aumentar el número de desplazamientos, no era común que se dieran de manera reiterada en invierno.

Utilizando la distracción principalmente o al descuido sustraían objetos de valor, bolsos y maletas, desplazándose según se pudo saber durante la investigación en varios turismos ligeros que pasaban desapercibidos, si bien les permitía maniobrar con soltura y huir del lugar.

Plan de turismo seguro

En respuesta al Plan Turismo Seguro puesto en marcha por el Ministerio del Interior, el Equipo de Policía Judicial de Miranda abrió entonces, en diciembre, una investigación en el marco de la Operación ALIYUGO 2, dado que sobresalían las denuncias que presentaban turistas extranjeros en tránsito por áreas de la ciudad, Pancorbo, Ameyugo, Briviesca y Quintanapalla, aunque se sospecha también de su presencia en las provincias de Álava y La Rioja.

Puesto en marcha el operativo, se realizaron vigilancias y seguimientos discretos, llevando a cabo multitud de entrevistas para recabar información sobre el perfil de la banda y sus integrantes, de origen árabe, que debidamente analizada y cotejada llevó a los investigadores a la identificación de los autores. Algo que no ha sido fácil, ya que aparte de su movilidad geográfica, ha sido el frecuente cambio de vehículos, para dificultar su identificación y seguimiento.

Pero finalmente, días atrás fueron sorprendidos en una estación de servicio y posteriormente detenidos, además de intervenírseles el coche. Tras estos arrestos y el ingreso en prisión de uno de ellos, se ha constatado una notoria disminución de denuncias por este tipo de hechos, hasta casi desaparecer, por lo que se considera parcialmente desarticulado el núcleo de la banda, si bien la Guardia Civil no ha dado la operación por cerrada, por lo que no se descartan nuevas detenciones. Y es que cree que pudiera existir una tercera persona dispuesta al volante del vehículo que se habría acercado sin levantar sospechas para facilitar la huida.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, han sido presentadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca, que se hará cargo de la tramitación del caso.

Fotos

Vídeos