El coche sigue sin acercarse a la bicicleta y al peatón en la Carrera de la Movilidad

Los jugadores del Mirandés participaron ayer en la Carrera de la Movilidad./ O. C.
Los jugadores del Mirandés participaron ayer en la Carrera de la Movilidad. / O. C.

Con la iniciativa se trata de inculcar criterios medioambientales a tener en cuenta para desplazarse en la ciudad

ÓSCAR CASADO

La carrera de la movilidad volvió reflejar que el coche, en muchas ocasiones, no es el transporte más rápido. Una conclusión a la que se llega casi siempre en esta iniciativa, con la que se intenta inculcar en la población hábitos para desplazarse que sean respetuosos con el medio ambiente.

En este sentido, una de las acciones que pueden ayudar a descongestionar las ciudades es elegir una forma de transporte en el que haya la menor cantidad de emisiones. Por eso, en este Semana de la Movilidad se volvió a comparar cuánto tiempo se tarda en un trayecto a pie, en bicicleta o usando el coche.

Como es habitual, las dos ruedas se impusieron, en segundo lugar llegaron los peatones y por último los que completaron el recorrido del parque Antonio Machado al ayuntamiento en el vehículo. El organizador es Roberto Martínez de Salinas, quien explicó que uno de los objetivos es que «la gente se vaya concienciando de que se puede ir perfectamente en bicicleta o andando en esta ciudad». Un mensaje, no solo desde un punto de vista medioambiental, sino también en cuanto al ahorro del tiempo porque en el mismo recorrido las dos ruedas aventajaron en diez minutos al coche.

En cualquier caso, la pelea por el uso de la bicicleta sigue siendo un reto, aunque Martínez de Salinas reconoce que todavía queda pendiente «fomentarlo para que se generalice y se aprenda a convivir». Una carrera que como se suele decir es de fondo y en ella también juega un papel importante «la concienciación y la educación» para conseguir igualarse a países europeos en los que su uso es mucho más común.

Ganó Mario

Como de costumbre, tres jugadores rojillos se prestaron para descubrir qué método es más rápido. El que se montó en bici fue Mario Hernández que tardó 12 minutos, por los 17 que duró el trayecto de Antonio Romero a pie y los 22 de Borja Sánchez con el coche. Los tres son nuevos en la ciudad por lo que están en un proceso de aclimatación, aunque ya se han dado cuenta que sus dimensiones hacen que en muchas ocasiones dejar el coche en casa es la mejor opción.

«Es una ciudad cómoda en la que tienes todo muy cerca», explicó Mario, que se mueve principalmente andando «porque no tengo vehículo», confesó, por lo que tan solo coge el coche cuando algún compañero le lleva al entrenamiento. Esto es algo que suele hacer Antonio Romero, quien en la carrera se desplazó a pie. Al igual que su compañero, afirma que al margen de para ir al entrenamiento suele dejar el coche en el garaje, para patearse la ciudad, con lo que aprovecha y también respira el ambiente.

Por último, en representación rojilla estuvo Borja Sánchez, que también confirma que en su día a día el coche no es fundamental, ya que suele desplazarse a pie porque «andando aprovechas más» y no tienes que preocuparte de «buscar aparcamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos