Cerca de mil personas se suman a la marea rosa contra el cáncer de mama

Cerca de mil personas se suman a la marea rosa contra el cáncer de mama

La marcha de Giafys por el día mundial contra la enfermedad acercó los mensajes de diez pacientes, supervivientes y familiares

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Las calles de la ciudad se tiñeron de rosa un año más con motivo de la marcha organizada desde Giafys por el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. En esta sexta edición, cerca de un millar de ciudadanos, a pie o en bicicleta, se sumaron a la convocatoria para apoyar a las personas que luchan contra la enfermedad, sea del tipo que sea. Tras partir desde el parque Antonio Machado, la marea rosa se dirigió hasta la plaza de España, donde diez pacientes, supervivientes y familiares de enfermos transmitieron una serie de mensajes y anhelos.

Precisamente, esos testimonios fueron trasladados al público desde el quiosco decorado con los atrapasueños que han sido realizados por personas que sufren la enfermedad en los talleres de la fundación. «Sueño con ver a mi familia unida y feliz, con que ninguno de ellos sufra por mí, porque yo estoy dispuesta luchar hasta el final y ganar la batalla. Sueño con aprovechar al máximo cada uno de los momentos en los que estemos juntos», transmitió una de las diez personas que tuvieron la valentía de ponerse al micrófono. Entre los mensajes leídos en voz alta figuraba también el de un hombre (participó más de uno) que manifestó al público que «sueño con darle intensidad a mi vida. Con disfrutar de los pequeños detalles. Con apreciar lo que verdaderamente es importante. Porque el cáncer no para mi mundo. No es el punto y final en el camino, sino un punto y seguido en mi vida. Sueño con seguir adelante».

Otro de los deseos trasladados a la plaza, que se llenó de asistentes que quisieron mostrar su apoyo a todos los afectados por esta dura enfermedad, rezaba que «sueño cada instante con curarme. Con que acabe esta pesadilla. Con que los resultados de mi prueba sean favorables. Sueño con que todo salga bien. Con que mis médicos acierten. Sueño con el día en que todo esto termine y pueda empezar nuevamente a volar. Sueño con vivir».

Desde la fundación impulsora de este Paseo Rosa, Koro Quevedo reiteró que «no importa el número sino las personas que vienen, y estamos encantados de que toda la plaza esté llena. Uno de sus sueños es que nadie esté solo en este proceso, en esta enfermedad tan dura, y que todos nos sintamos acompañados y queridos». En la batalla contra el cáncer, señaló, para quien lo padece puede ser de gran ayuda «sentir que está haciendo algo por su enfermedad, eso les levanta la autoestima. Cualquier herramienta que tengan a su alcance, que ellos noten que tienen el control de su enfermedad, eso es bueno para ellos. Cualquier cosa que les haga sentirse grupo, acompañado y querido», resaltó.

La responsable se mostró satisfecha por el respaldo mostrado por parte de los mirandeses en todas las actividades, incluida la marcha, que se han desarrollado en las últimas jornadas. «El balance siempre es muy bueno. Simplemente el que hagamos una convocatoria y que siempre nos sintamos acompañados, que nuestros enfermos se sientan acompañados, ya es un éxito», celebró.

«Una ciudad solidaria»

Y es que la numerosa asistencia a la cita de ayer «demuestra que somos una ciudad solidaria y comprometida», ensalzó la alcaldesa, Aitana Hernando, que asimismo participó en la marcha junto con otros concejales del equipo de gobierno y también trasladó unas palabras al público congregado en la plaza de España. Recordó que la actividad tiene el objeto de visibilizar el día mundial contra el cáncer de mama, haciéndolo extensivo a todo tipo de cánceres, y pidió que «sirva para rendir nuestro más sincero y cariñoso homenaje a todas las personas que están luchando contra esta dura enfermedad , sea del tipo que sea, y a sus familias. A todos ellos nuestro apoyo, nuestra fuerza y nuestro ánimo para seguir luchando».

Añadió que, «por desgracia, el cáncer nos afecta a todos, nos puede tocar a cualquiera y todos tenemos alguien cerca y en nuestro entorno que lo padece. Por eso, que nos unamos todos en la lucha es fundamental». Igualmente reconoció el trabajo de la fundación Giafys, que acompaña, presta apoyo psicológico, ofrece consejos en alimentación, sobre ejercicio físico, etc, a los afectados. «Saber que tienes otra familia que te apoya, te anima, es para sentirse orgulloso».

Fotos

Vídeos