El cambio de 17 marquesinas tendrá un coste para el Ayuntamiento de casi 200.000 euros

Las marquesinas en las paradas de autobuses se cambiarán en lo que queda de año.
Las marquesinas en las paradas de autobuses se cambiarán en lo que queda de año. / Avelino Gómez

Solo se presentó una oferta, con una ligera rebaja y con un importe de 14.000 euros anuales por el mantenimiento

ÓSCAR CASADO

El cambio de 17 marquesinas en toda la ciudad tendrá un coste de 163.999 euros más IVA para las arcas municipales. Un importe al que si se le suma el impuesto ronda los 200.000 euros, después de que al concurso municipal tan solo se presentara un oferta. En concreto se ha hecho con el contrato, Impursa, que llega desde un municipio de Alicante, siendo la única firma que formalizó una cantidad por lo que los técnicos no tuvieron nada que decidir.

Con la propuesta bien presentada, y sin inconvenientes formales que dejaran desierto la adjudicación, la única posibilidad que se tenía por parte del Consistorio es la que se llevará el contrato, aunque eso sí, las cifras son muy similares a las que se establecían en un principio en el documento municipal, en el que se fijaban las reglas de juego para que cualquiera optara a su instalación y gestión.

En el pliego se determinaba que el precio sería de 165.289 euros, que con IVA se quedaba en los 199.999,69 euros. Al final, la cifra fijada refleja que de las arcas municipales deberán salir 198.438, 79 euros, para cumplir con esta mejora. Por lo tanto, en esta ocasión la falta de competencia ha hecho que tan solo se haya provocado una reducción de poco más de 1.500 euros, aunque desde el Consistorio se muestran satisfechos porque el contrato se haya podido formalizar.

Para llegar a la cantidad total, en la documentación aportada en la oferta se establece que la empresa marcó en casi los 10.000 euros cada una de las marquesinas, sin sumar el IVA, aunque ahora también se tendrá que hacer cargo de mantener el estado de las mismas.

En este sentido, el encargado del contrato, el concejal de Deportes y Educación Ambiental, Alexander Jiménez, explica que a partir del 2018, la empresa se ocupará del correcto estado de las 17 marquesinas que se renovarán. Por este cometido, «el próximo año se nos cobrará 14.000» por este concepto, tal y como explica el responsable municipal. Una cifra que no se determinaba en el pliego y que se dejaba en manos de las empresas que optaban al contrato.

En cualquier caso, esta labor se hará, tal y como se establece en el documento de la subasta, durante los próximos cuatro años «contados desde el día siguiente la instalación de la última marquesina». Por lo tanto, a los casi 200.000 euros que costará la compra y la instalación de estos elementos en las paradas del autobús urbano, habrá que sumarle los 56.000 euros que el Ayuntamiento pagará a lo largo de los cuatro años que dure el mantenimiento.

Una vez se acabe este plazo, tal y como se confiesa por parte de Jiménez, la idea es que se puedan incluir dentro del precio del transporte público, cuyo pliego se espera que pueda salir en los próximo meses y que es uno de los principales contratos que queda por solucionarse dentro de los grandes proveedores del Consistorio.

Publicidad

Otro de los aspectos importantes en el contrato era la gestión de la publicidad en las marquesinas. De momento la gestión, por un periodo de cuatro años, corresponderá a la empresa que se hará cargo de las mismas. Una fuente de ingresos, en la que Jiménez confiesa que se puede hablar de unos «10.000 ó 15.000 euros al año».

En cuanto a este concepto, el responsable municipal resalta que por ejemplo en el caso de los autobuses urbanos sí que son cantidades más altas. No obstante, no hacen que el servicio sea rentable, aunque el Consistorio sí que las tiene en cuenta a la hora de otorgar las subvenciones para tratar de paliar el déficit que se produce. De esta forma, Jiménez aclara que los ingresos que tiene la concesionaria por estos anuncios se descuentan de la cantidad que se aporta por parte de la Administración local.

Los puntos a renovar se centran en la línea principal

Los casi 200.000 euros por las 17 marquesinas que se renovarán se van a dejar notar «en la línea principal y donde ahora mismo hay situadas», apunta el concejal de Deportes yEducaciónAmbiental, Alexander Jiménez. Además, tal y como se establece en el pliego de prescripciones técnicas, la empresa adjudicataria se tendrá que hacer cargo de la eliminación de las que hay instaladas actualmente y sustituirlas por las nuevas.

En el documento, también se establecen una serie de obligaciones como las medidas o los elementos que tiene que tener. En este sentido, Jiménez resalta que «dispondrá de una barra para que los usuarios se puedan apoyar y también tendrán un banco, que en lugar de estar fuera como hasta ahora, estará dentro».

Además, otro de los puntos importantes que se tenían que incluir eran los mupis publicitarios, que según se establece tienen que estar situados «en un lateral de la marquesina, con una superficie aproximada de dos metros cuadrados». En el otro lateral, el concejal remarca que lo que se ha buscado es «ampliar la mampara prácticamente a la misma anchura, para que en las paradas que no están en el centro de la ciudad, no se pase tanto frío», como otra de las mejoras que se dejarán notar, sobre todo en puntos como «Orón o la carretera Logroño».

Plazos

En cuanto al calendario para realizar la instalación de las 17 marquesinas adquiridas, Jiménez explica que ahora no hay un plazo estipulado para realizar el cambio, aunque lo que si que es necesario es esperar «diez o quince días» para que se formalice el contrato.

A partir de ese momento, se irán marcando las prioridades, aunque en el pliego técnico se establece que «se realizará de forma escalonada a lo largo de 2017, en la frecuencia que solicite el Ayuntamiento». Además en caso de necesitarse nuevas unidades, la empresa tendría que suministrarlas al mismo precio que el fijado ahora.

Fotos

Vídeos