El Apolo atrae a 11.800 espectadores en los primeros cuatro meses del año

El teatro Apolo./ A. GÓMEZ
El teatro Apolo. / A. GÓMEZ

El teatro cumple su tercer aniversario desde la reapertura con un promedio superior a los 300 asistentes por cada representación

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Ayer se cumplieron tres años desde que el teatro Apolo volvió a abrir sus puertas. Y el balance se traduce en unos notables datos de asistencia. Y es que en los primeros cuatro meses del curso han sido 11.800 personas las que han asistido a alguna representación, con lo que la instalación «va camino de batir la marca del año pasado», destacan desde el teatro. Desde la reapertura, «la programación ofrece una media de 10-12 funciones mensuales, con un promedio superior a los 300 espectadores por cada pase, lo que supone más de la mitad del aforo, contando con la distribución del mismo». Ya en lo que respecta a los 10 meses de apertura de la temporada pasada, fueron un total de 27.609 espectadores los que ocuparon a las butacas del recinto.

El Apolo reabrió hace tres años «para para convertirse, de nuevo, en un estandarte cultural y artístico de Miranda». Como rememoran, «el 8 de mayo de 2015la obra 'Jugadores' de Pau Miró tuvo el honor de ser la primera representación del remodelado Apolo. Aquel día, 410 personas estuvieron presentes en la puesta de largo de nuestro renovado teatro». Una semana más tarde llegó «el primer lleno de esta nueva era» con Celtas Cortos, acompañados por la Banda Municipal, que colgaron el cartel de 'no hay billetes'. «El tiempo pasa volando y ya son tres los años que el Apolo lleva ofreciendo entretenimiento, arte y diversión a todos los que os acercáis a cada obra teatral, espectáculo de danza, conciertos, musicales, monólogos, etc. Más de 300 funciones de todo tipo han pasado por sus tablas en estos tres años, desde infantiles hasta dramas tradicionales, pasando por comedias, y sin olvidarnos de las brillantes agrupaciones locales».

«Sólo nos queda agradecer a todas las personas que hayan formado parte de la gran familia del Apolo durante estos 3 años, encima o debajo de las tablas, y también detrás del telón, y animaros a seguir poniendo vuestro granito de arena para que el Apolo no pare de crecer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos